“Conservar los oceanos es el deber de todos”

  Actualidad

“Conservar los oceanos es el deber de todos”

Ellas son Dana Bjarner y María Gracia González, embajadoras de Keiko Conservation Ecuador, una organización de conservación marina que tiene como objetivo concientizar a los ecuatorianos sobre la importancia de preservar nuestros océanos, por medio de

María Gracia González y Dana Bjarner líderes de Keiko conservation Ecuador.

La contaminación de desechos plásticos, la pesca de especies marinas no deseadas (by-catch) y los instrumentos que se utilizan para la caza acuática son algunas de las amenazas ambientales más preocupantes de la costa ecuatoriana, que ponen en riesgo a los animales terrestres y marinos, incluyendo a los que están en peligro de extinción, como la tortuga marina Carey.

Por suerte, hay ciudadanos que ya luchan por ello. Ellas son Dana Bjarner y María Gracia González, embajadoras de Keiko Conservation Ecuador, una organización de conservación marina que tiene como objetivo concientizar a los ecuatorianos sobre la importancia de preservar nuestros océanos, por medio de charlas educativas, campañas ambientales y limpiezas playeras.

Esta iniciativa comenzó en junio del año pasado cuando Dana, fotógrafa y buzo de 23 años, y María Gracia, bióloga y voluntaria de GIVA (Grupo Independiente de Voluntarios Animalistas) y Mingas por el Mar, de 24, bucearon con mantas gigantes en Bajo Cope, Ayangue, junto a la cofundadora de Keiko Conservation, de Hawaii, Estados Unidos, Natalie Parra. Fue ahí cuando decidieron asociarse para sacar adelante la institución sin fines de lucro en Ecuador.

Y desde entonces, limpiar las playas, amenazadas por la cantidad de basura que nosotros hemos generado, es posible. Según las voluntarias, desde que inició esta organización, se ha generado un cambio en las personas involucradas con el mar “ya sean surfistas, buzos, apneístas, creando conciencia en proteger aquello que les permite practicar lo que aman, en el océano”, explicaron. De igual forma, a través de sus redes sociales (@keiko_conservation_ecuador) intentan llegar con esta iniciativa cada vez más a los hogares de aquellas personas que aunque no visiten las playas, son clave en la conservación, pues el cambio empieza desde la reducción de plásticos. Ellas definen tres consejos para disminuirlos. 1.- Pedir vasos de vidrio en lugar de plásticos si comemos en algún lugar y decir no al sorbete. 2.- Utilizar fundas reusables para las compras del supermercado. 3.- Llevar siempre un termo en lugar de adquirir botellas de agua. “Y en cuanto a la limpieza de playas, el mayor aporte de las personas es llevarse siempre su basura y tratar de dejarla aún más limpia de lo que la encontraron”, definieron.

Keiko Ecuador se financia a través de venta de mercancías como camisetas y gorras, cuyos fondos los dirigen a la realización de proyectos de conservación marina. Entre sus futuros proyectos está una campaña ecoturística a favor de las mantarrayas gigantes, otra sobre la reducción del uso de plásticos desechables y futuras colaboraciones con ONG afines a Keiko. “No necesariamente hay que formar parte de una organización para ser parte del cambio. Debemos entender que los humanos también vivimos en la naturaleza, por lo tanto es el deber de todos proteger nuestro planeta, nuestro hogar”, finalizaron.