Actualidad

Jouvin: “El plan de pagos prometido en abril a Solca aun no llega”

Hospitales emblemáticos de Guayaquil y clínicas privadas del país han lanzado este año varias alertas por la situación económica que enfrentan debido a que el Ministerio de Finanzas y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) no les cancelan

Es presidente de la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (Solca) e ingeniero comercial, con una licenciatura en Leyes. Tiene estudios de Sociología Industrial, ha administrado empresas privadas por más de cuarenta años.

Hace pocos días, Solca Quito emitió un comunicado que causó preocupación: si el IESS no le entrega los 50 millones de dólares que le debe, en enero ya no podría atender a los 9.000 pacientes con cáncer derivados por el Seguro Social. En la matriz de Solca, en Guayaquil, la falta de fondos también ha causado estragos y frenado avances. José Jouvín Vernaza, presidente de Solca, dice que han existido diálogos para el pago de los 36,6 millones que les adeudan, pero que lo prometido una y otra vez por las autoridades todavía no se concreta o llega a cuentagotas.

- ¿Guayaquil podría tomar una decisión como la de Solca Quito?

- Los núcleos somos autónomos, nos reunimos cada 45 días para revisar políticas que en general nos puedan afectar. En función de eso, el núcleo de Quito decidió lo que ya es de dominio público nacional y estamos respaldando la medida. Nosotros, gracias a Dios, no hemos llegado a ese punto. Tenga la seguridad de que si llegamos a tomar una medida similar sería en función de que realmente no tenemos el dinero para seguir operando eficientemente.

- Este año ustedes recibieron un anticipo del IESS para futuras derivaciones. ¿Esas derivaciones están llegando?

- Hicieron un adelanto de 15 millones de dólares. Nos hemos reunido algunas veces con los directivos del IESS aquí en Guayaquil a explicarles que las derivaciones se han caído, que no vienen con la misma agilidad y frecuencia que antes. Los comprendo en cierta parte porque ellos sostienen que sus oncólogos pueden atender a los pacientes afiliados, pero el tema está en que cuando comienzan a darles el turno, se lo dan para después de tres o cuatro meses. El paciente con cáncer no puede esperar tanto porque el cáncer avanza a una velocidad tremenda si no es tratado a tiempo. En función de eso es que hemos siempre solicitado que nos agiliten las derivaciones.

- ¿Cuánto han bajado?

- Han bajado casi en un 20 %. Las derivaciones llegan, pero a cuentagotas. Nos hemos reunido algunas veces, los hemos invitado a almorzar, nos hemos reunido en las salas de Solca, en la sala de trabajo de ellos... En ese momento aparentemente toman la decisión de enviarlos, pero algo pasa internamente y se frena. Apelo al señor Paúl Granda, que está recién posesionado, para que revise qué es lo que está sucediendo con esas derivaciones. Apelo al presidente de la República para que también analice qué está pasando.

- ¿Con el Ministerio de Salud los avances han sido mínimos?

- Con el ministerio, en la reunión del 24 de abril acordamos que la señora ministra Verónica Espinosa nos iba a enviar un plan de pagos. La última vez que estuve con ella fue el 8 de noviembre pasado y nos manifestó que había hecho la revisión de las cuentas, que estaba todo aparentemente cuadrado y que nos iba a enviar el plan de pagos, pero no lo ha hecho.

- Casi ocho meses de espera...

- Sí. Dijeron que ya nos iban a dar, enviaron a unas personas para que hagan la revisión de las cuentas, creo que eso terminó por agosto o septiembre y como no pasaba nada, tuvimos la nueva reunión porque había algunos temas pendientes.

- ¿Qué plazo le dieron ahora?

- Nos dijo que lo iba a enviar, no me dio plazo, pero ya estamos fin de año y no han enviado.

- ¿Ese retraso en los pagos cómo los ha afectado?

- Nos está frenando en la compra de equipos, en adquirir la tecnología de punta... El cáncer avanza, la medicina y la tecnología también, pero no me puedo aventurar a comprar un equipo si no cuento con los fondos suficientes, porque de lo contrario para pagarlo debería dejar de pagar allí sí las obligaciones laborales y sociales o retrasar más la readecuación y el reforzamiento del hospital.

- El tema del impuesto también les preocupa...

- Queremos conversar con el señor presidente para la reforma al impuesto a Solca. Ese dinero nos lo entregan a través de asignaciones presupuestarias, que de paso llevan dos atrasos. Queremos plantear que se regrese al esquema anterior, que era banca privada, Banco Central, Solca... Esos montos no iban al presupuesto y todo era mucho más ágil.