Actualidad

Instantáneas coronavíricas: Morales empaña la semana de Nebot

La muerte del prefecto del Guayas restó el protagonismo de Jaime Nebot en su semana decisiva. El exalcalde anunciará, el jueves o el viernes, si será candidato a la Presidencia

Propaganda de Jaime Nebot para las elecciones de 2021
Promoción. Aún no se ha confirmado su candidatura, pero ya hay propaganda y eslogan para Jaime Nebot.Valentina Encalada / Expreso

Jaime Nebot tuvo que resignarse a lo convencional: celebrar la gloria deportiva de Carlos Luis Morales. “Lo conocí muy joven -escribió-, en Barcelona SC, convirtiéndose luego (qué rastrera es la gramática de los políticos ecuatorianos) en jugador ícono del club y del fútbol nacional”. Omitió la parte en la que ser jugador ícono lo calificó para prefecto, omitió un montón de cosas: no era una nota luctuosa fácil de escribir para el líder socialcristiano. Había que andar con pies de plomo. Y no es extraño (aunque no es normal) que eligiera publicarla solo en Facebook. No en el Twitter, territorio de la suspicacia y de la mala leche, donde no habrían pasado inadvertidas sus omisiones y donde no habrían tenido empacho en arrastrarlo por su no admitida responsabilidad política en el ascenso del difunto Morales. No: solo en el Facebook, donde todos son amigüis.

Cynthia Viteri

"Jaime Nebot es el único que sabe qué dirá en su anuncio, nadie conoce su decisión"

Leer más

El hecho es que la muerte de Morales en la mañana del lunes le quitó el protagonismo a Jaime Nebot en su semana decisiva. Desde diciembre se viene esperando en el país la confirmación de su candidatura a la Presidencia: el sí o el no definitivo. Su indecisión tiene en ascuas a su propio partido. En febrero, esa expectativa alcanzó cotas de comicidad involuntaria cuando el director nacional del socialcristianismo, Pascual del Cioppo, firmó un comunicado graciosísimo: el candidato del PSC, decía más o menos, es Jaime Nebot, “y en caso de no ser así”, será otro. Cristina Reyes, Henry Kronfle, Henry Cucalón suenan como posibles nombres para ocupar el lugar de ese otro. Reyes incluso parece haber adelantado su campaña. Todos esperan la decisión de Nebot. Y el anuncio de esa decisión, finalmente, quedó programado para esta semana. Redoble de tambores. Expectativa general. Nerviosismo en las tribunas. Y la decisión de Nebot es… ¡Un momento, un momento! ¡Ha muerto Carlos Luis Morales!

En el imaginario socialcristiano, el caso Morales había sido archivado ya exitosamente. Verdad es que fue la codicia electoral de ese partido, así como su indiferencia frente al tema fundamental de la calidad de la representación política, lo que puso en la Prefectura a este exfutbolista, exroldosista y excorreísta que terminó implicado en feos casos de corrupción durante la pandemia. Pero este error nunca reconocido por sus perpetradores fue enmendado con el proceso de destitución que, por iniciativa socialcristiana, había empezado ya con pie derecho. En eso, se muere Morales. El prefecto Morales. Los que se preparaban para destituirlo y reemplazarlo terminan decretando tres días de luto en la provincia, Nebot no tiene más remedio que hablar bien del personaje (aunque sea en su faceta de futbolista) y el anuncio de la candidatura queda, vagamente, para “la segunda mitad de la semana”. ¿La candidatura de quién? Del tipo que llevó a Morales a la Prefectura.

Nada de esto disminuye, claro está, la importancia del acontecimiento. Tan decisivo será el anuncio de Nebot, cualquiera que este sea, que se puede decir sin exageración alguna que con él arranca la carrera rumbo a la Presidencia. Todo lo que ha ocurrido antes (con la presencia de un puñado de precandidatos revoloteando en el mapa) no ha sido sino devaneos. La campaña electoral empezará el momento en que Nebot anuncie si será o no será candidato. Le habría gustado a él organizar un acto de masas para el efecto. “Un acto cuantitativamente importante, pero fundamentalmente rodeado” de sus amigos, como escribió en la ampulosa y enrevesada carta que compartió el lunes con seguidores y coidearios. No podrá ser: la pandemia no le deja. Lo que debía ocurrir en un coliseo ocurrirá sobre la superficie de una pantallita.

20200603_132954

Instantáneas coronavíricas: La corrupción no deja lecciones

Leer más

Hasta el último momento (exactamente hasta la semana pasada, cuando fue objeto de una entrevista estelar en CNN) Nebot ha representado a la perfección el papel de precandidato. Hasta su actitud de desentenderse de los errores de la alcaldesa Cynthia Viteri durante los primeros días de la pandemia parecía una conducta más adecuada para un precandidato que para el líder de una ciudad y un partido. Siempre se cuidó Nebot de permanecer como flotando por encima de la sucia realidad. Solo Carlos Luis Morales arruinó su performance.

“Comunicaré públicamente mi decisión, que va mucho más allá de un simple sí o no, en la segunda mitad de esta semana”, escribe Nebot, especialista en mensajes cifrados, en su carta del lunes. ¿Qué puede ser eso que va “mucho más allá de un simple sí o no”? ¿Un plan de gobierno? ¿Una alianza? ¿Un anuncio sobre su futuro y el de su partido? Tendrá que ser algo muy importante para que consiga opacar su sí o su no. Redoble de tambores. Expectativa general. Nerviosismo en las tribunas...