La hora loca del rector no fue en la universidad

  Actualidad

La hora loca del rector no fue en la universidad

El pasado miércoles en las redes sociales se hizo viral un vídeo en el que se mostraba a dos chicas vestidas de conejos bailándole sensualmente a Galo Salcedo, rector de la Universidad de Guayaquil.

El vídeo, que circula en Internet, está siendo analizado por la Senescyt. El ente evalúa la fecha y lugar de la celebración para confirmar si cabe una sanción.

Aunque todavía hay quienes reprochan el momento, la polémica ha bajado de tono. El pasado miércoles en las redes sociales se hizo viral un vídeo en el que se mostraba a dos chicas vestidas de conejos bailándole sensualmente a Galo Salcedo, rector de la Universidad de Guayaquil. El festejo se había celebrado en alusión al Día del Padre y, aparentemente, en las instalaciones de la entidad.

El hecho encendió la controversia, al menos temporalmente hasta que se confirmó que el encuentro se llevó a cabo fuera de la universidad.

Ayer docentes, estudiantes y administrativos lo sabían. El evento, dijo Andrés Santos, presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), fue organizado por la cooperativa de ahorros de la universidad, que es un ente privado que presta sus servicios al establecimiento.

“Ellos quisieron celebrar a los padres. Lo hicieron en el auditorio del malecón del Salado”. Y las bailarinas que allí se muestran, agregó Óscar Lavayen, estudiante y candidato a la presidencia de la escuela de Derecho, son garotas. “Nada más que eso. Artistas que son contratadas para ser partícipes de la ‘hora loca’, que uno ve en cualquier acto de entretenimiento”.

Que si el vídeo afectará la imagen del establecimiento, dependerá de quién o cómo se lo mire, dice Ecuador Montenegro, director de la carrera de Medicina. “En lo personal, creo que no debería, puesto que la actitud del rector es la de un ser humano común”. Todos alguna vez hemos sido partícipes de estos bailes, agrega. No afecta a la moralidad.

Francisco García, presidente de la asociación de la escuela de Medicina, sin embargo, no piensa igual. Para él, la imagen de una autoridad de ese calibre debe ser impecable, dentro o fuera del campus. “El rector debió tener una compostura necesaria frente a la sociedad en general. Además me parece desacertado que se festeje exabruptamente una fecha como esta, cuando existen necesidades que cada día agobian más a los estudiantes”.

Hace referencia a los baños de algunas facultades, como la suya, que “no responden a las calidades sanitarias mínimas, donde las aguas negras y servidas rebosan”, explica.

En los próximos días García solicitará al rector, que a decir de su asistente “salió de viaje”, que emita un comunicado formal sobre el hecho. Al momento, la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) está analizando el caso para determinar si la acción será sancionada o no. Según lo previsto, la resolución se dará a conocer el miércoles 28 en el pleno del Consejo de Educación Superior.