Actualidad

Una guia contra el abuso

La prevención debe comenzar en casa. Expertos consultados por este Diario enlistan acciones para precautelar la integridad de los más pequeños del hogar.

907 víctimas de abuso y violación —a menores— se conocen hasta ahora en todo el país.

Los abusos sexuales a menores en instituciones educativas develados las últimas semanas, de los que se confirmaron cerca de mil víctimas, encendieron las alertas en la sociedad sobre cómo proteger a los niños.

Las historias desgarradoras, como la del niño violado y contagiado con VIH en una escuela del norte, o las de los menores abusados en la réplica del Aguirre Abad, instan a ofrecer a la ciudadanía herramientas y capacitaciones que les permitan a los padres estar alerta ante posibles casos de este tipo.

EXPRESO, a propósito, preparó una guía en donde se barajan tres ejes para precautelar la integridad de los menores. Allí se explica qué hacer en caso de que no se sepa abordar el tema con los hijos y, sobre todo, cómo darse cuenta por medio de actitudes que el menor ha sufrido algún abuso.

En la herramienta de hoy se incluye el abordaje preventivo, que recomienda hablar con los hijos de manera clara sobre el acoso; las alertas, que ofrece tips como cuidar ciertas actitudes contradictorias de los menores, y el trabajo diario en casa, que entre otros puntos agrega entre los consejos fomentar valores en la familia y ponerlos en práctica

Fueron consultados para estas inquietudes el psicólogo y educador Guillermo García Wong y el sociólogo Héctor Chiriboga, quien resalta que este problema viene dándose desde hace tiempo en la sociedad y “solo está saliendo a flote por las cifras alarmantes”.

El tema también ha marcado la agenda de grupos sociales. Esta última semana, varios colectivos presentaron una serie de propuestas al Estado, dentro de las que se incluye una en la que solicitan que “el Ministerio de Educación active, con ayuda del Ministerio de Salud, programas obligatorios de educación sexual adaptada para niñas, niños y adolescentes en todas las entidades educativas y que el Concejo Cantonal de Protección Integral de Derechos, en coordinación con el Estado, se involucre de forma activa en todos los programas sociales de este tipo, pero enfocado a las familias, capacitando a los padres”. BIMP

html