Actualidad

La formacion ralentizada de las zonas Especiales de desarrollo

Expertos y autoridades analizan el por qué ha sido lenta la formación de las ZEDE y qué oportunidades brinda.

Referencial. La ZEDE son opciones aduaneras que se quieren abrir paso.

La formación de las Zonas Especiales de Desarrollo Económico (ZEDE) privadas, han sido lentas, pese a que de ellas se habla desde el 2010 y recién en el 2019 estará una en los terrenos del puerto de Posorja.

En esta semana la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana de Guayaquil (Amcham) participó en la propuesta del sector empresarial ecuatoriano, para construir la agenda Ecuador 2030 productiva y sostenible, la iniciativa es impulsada por el Comité Empresarial Ecuatoriano, del cual Amcham es miembro. La agenda motiva, desde una visión estratégica, una hoja de ruta para acoplar el hacer del sector productivo a los desafíos de la cuarta revolución industrial y el pensamiento exponencial en los próximos años.

La nueva agenda va abrir los mecanismos que conducen a la atracción de inversión con tecnología de última generación, precisamente uno de estos mecanismos son las ZEDE, “un instrumento que bien empleado puede propiciar esa transformación productiva y avanzar en la senda que impone el desarrollo productivo, con visión y acción de futuro”, dijo Nery Merejildo, vicepresidente de los directorios de Amcham.

En su criterio, uno de los aspectos más relevantes de contribución que ofrecen las ZEDE se relaciona con la facultad de capturar inversión, investigación y desarrollo; generando con ello conocimiento y avance tecnológico que aporte a la competitividad de matriz productiva.

Merejildo enfatizó que Ecuador requiere, sobre un marco jurídico seguro, atraer inversiones extranjeras que vaya más allá de un flujo de capitales. Según la líder gremial, la norma existe y es relevante aprovecharla para potenciar el desarrollo productivo, apalancado en el conocimiento y la tecnología, “por supuesto sin dejar de considerar aquellas inversiones que fortalezcan la competitividad sistemática del país”, indicó. Entonces, con este antecedente Amcham organizó en Guayaquil un conversatorio para analizar las ZEDE como una herramienta para alcanzar el desarrollo empresarial tan anhelado.

Xavier Cárdenas

Asesor de DP WORLD

“La ZEDE en Posorja de DP World es la primera privada”

La ZEDE en el puerto profundo de Posorja estará lista en el segundo semestre de 2019; está enfocado hacia una ZEDE de logística, aunque después también se busque un desarrollo industrial.

El conversatorio lo que trata es de enfocar la importancia de las ZEDE. Es importante recordar que en el pasado el Gobierno anterior pasó de usar las Zonas Francas a las ZEDE, con beneficios diferentes con estructuras distintas, que es un nuevo marco para los empresarios.

Adicionalmente hay otros países a nivel regional que cuentan con mecanismos, con sus particularidades, que al fin y al cabo están compitiendo.

Ahora a su vez, para nosotros como DP World, estamos concentrados en una ZEDE de logística, que es un gran centro de distribución, no solo para Ecuador.

Si no que a nivel regional es hacia donde se está enfocando este tipo de proyectos, al contar con una terminal, con un puerto de agua profunda, con otros tipos de características que van a llegar a este puerto y contar de la mano con lo que significa una ZEDE. Es decir, que la industria va a estar muy cerca de la llegada de la carga y trae grandes beneficios de logística a las industrias que van a estar domiciliadas allí.

Entonces, definitivamente la totalidad del proyecto va a dar un valor agregado para desarrollarse con éxito.

¿Por qué tanto tiempo para que se formen las ZEDE?

La nuestra fue aprobada el año pasado, y es que parte de cero la construcción propia. La infraestructura estará lista, ya con la terminal, en dos años.

Y era la visión del Gobierno en que no se masifiquen el desarrollo de las ZEDE, sino que tengan su especialidad. Por ejemplo, de tecnología, que es Yachay; en este año se aprobó la de la Espol y la nuestra. La ZEDE de Posorja, de DP World es la primera del sector privado.

Juan Carlos Cassinelli

exministro de Comercio y asambleísta

“Antes no se abrieron espacios para dialogar sobre esta herramienta”

Las ZEDE no terminan de despegar, pese a que son herramientas poderosas porque tienen incentivos tributarios. Está listo el de DP World, pero demorará en estar, hasta que esté lista su infraestructura.

En el 2018 se espera que esté lista el de la Espol.

El tema de las ZEDE hay que impulsarlo de parte del sector público y privado, porque es una herramienta no un fin. Es una herramienta para que el sector industrial, el sector productor, para que el sector exportador puedan realmente dinamizar sus oportunidades.

¿Han pasado siete años desde que la ley empezó a hablar de las ZEDE, por qué tanto tiempo para ver los resultados a un 100 %?

Esa es la importancia de este conversatorio organizado por la Cámara Ecuatoriana Americana (Amcham), para identificar dónde están los problemas y plantear soluciones.

Estamos en la época de las conversaciones, de las discusiones buscando agenda productiva, se quiere sacar adelante de una u otra forma la economía del país.

Las ZEDE es uno de los temas que no se ha discutido, para saber su efectividad. Hay que recordar que las ZEDE fueron incluidas en el Código de Producción, que está vigente desde el 2010.

Como autoridad en ese entonces participé en la creación de esa ley y pensé que las ZEDE se iban a multiplicar. Sin embargo, no ha ocurrido. Y en base a lo conversado con los invitados al conversatorio se requiere explicar más la herramienta a los empresarios y enviar mensajes directos en cuanto a los beneficios que ofrecen. Lo que sí se debe destacar es que las ZEDE son una oportunidad para atraer inversiones.

Juan Carlos Jácome R.

Asesor económico de EMS

“Ha faltado respaldo político y dejar de enviar mensajes contradictorios”

Uno de los inconvenientes es que los empresarios no logran ver la diferencia entre Zonas Francas y Zonas Especiales de Desarrollo (ZEDE). Legalmente hay una diferencia amplia. Ahora desde el punto de vista empresarial las dos sirven para ahorrar algo de dinero en tributos, por desarrollar una actividad industrial.

Además las últimas no han tenido un respaldo político. Los mensajes contradictorios han generado que estos proyectos no penetren en la fibra empresarial.

Hubo un momento en que los empresarios dudaban si optar o no por una ZEDE, sobre todo cuando en el anterior Gobierno se habló de estar en contra de los paraísos fiscales, luego se decía apoyemos a las ZEDE porque es desarrollo. Ante dos mensajes diferentes, opuestos, crearon una percepción de incertidumbre. Esta es una de las razones para que la formación de las ZEDE fuera a un ritmo lento.

De tal manera que si se desea cambiar la percepción, debe existir una clara y sólida definición política en favor de las ZEDE.

Sin embargo, el proyecto de ley remitido a la Asamblea podría estar indicando lo contrario. La ZEDE no ofrece mayores incentivos que, por ejemplo, de las importaciones a régimen de instalación industrial.

El flujo es lo más relevante en un negocio, el Impuesto al Valor Agregado por compras locales también debería estar exento para las ZEDE.

El mensaje que se percibe es que el desprendimiento del cobro tributario es algo todavía difícil, en pro de un desarrollo, quizá estable.

Todavía los mensajes no son claros, por esto aunque existan proyectos estos van con cautela.

En cuanto a los incentivos lucen relativamente atractivos. Al final la empresa siempre busca magnificar su ganancia y reducir 5 % el Impuesto a la Renta.

Reitero que la lentitud en la formación de la ZEDE pasa por los mensajes no claros desde la política.

De allí la herramienta es útil, para el desarrollo económico y puede atraer inversiones en la medida en que el mensaje político sea claro.

Sergio Flores

Rector saliente de la Espol

“Es importante tener claro la diferencia entre el parque industrial y la ZEDE”

Conceptualmente hay que plantear las diferencias, incluso entre los parques industriales y las Zonas Especiales de Desarrollo (ZEDE). En el momento que se busca desarrollar un proyecto industrial hay una variedad de opciones. Entonces para ello se debe tener un planteamiento coherente de desarrollo, competitivo pero no solo en tema de acrecentar las ZEDE, sino todas las herramientas que hay para ello.

Pero, lamentablemente algunas de estas herramientas entran en moda, por ejemplo, los parques industriales han entrado en moda. Se trabaja uno en Milagro, en Yaguachi, Manabí, etc. No es que esté mal, sino que es necesario una organización adecuada; para que la asignación de los recursos sean óptimos, entonces esto también se debe tratar con coherencia.

Lo mismo está pasando con las ZEDE, ya encontramos que todas las universidades quieren hacer una. En el Gobierno anterior se planteó una ZEDE tecnológica en Yachay y una logística en Posorja y nada más. Como Espol planteamos la creación de la ZEDE basada en innovación y transferencia tecnológica. Pero, si otro proyecto busca ensamblar piezas, para eso está el parque industrial, allí está la diferencia conceptual a lo que me refiero, en que no se deben perder recursos en la herramienta no acertada.

Viviana Vásquez

Asesora empresarial de ZEDE

“Uno de los problemas es la escasa difusión del tema”

Uno de los temas que ha impedido el desarrollo de las ZEDE, los proyectos existentes, ha sido en parte una escasa difusión del verdadero impacto o de las verdaderas bondades de las ZEDE. Son foros como estos los que contribuyen que se pueda hacer una promoción adecuada, desde la óptica estatal, hay áreas que se dedican a estas cosas, pero tiene las limitantes propias del sector público. Entonces en el momento que hay una interacción con el sector privado, es donde realmente se puede difundir lo que ofrecen las ZEDE.

La otra cosa es la orientación que desde lo público se ha dado al esquema; en un principio fue enfocado a apuntalar proyectos públicos, como el caso de Yachay, como el caso de la Refinería del Pacífico. Entonces, al dar prioridad, los otros proyectos del sector privado se iban postergando. Pero, han esperado hasta llegar a punto de ebullición para ser concretados. Mas, en definitiva en la actualidad desde lo público es apoyar a todos los proyectos privados, para que justamente lleguen a ser exitosos.

¿Qué cambió?

En función de la administración cambió la visión de apuntalamiento para el sector privado, se busca que se desarrollen tanto como los públicos.

Es importante también tener claro la diferencia entre Zona Franca y ZEDE, para poder adaptar el proyecto a la herramienta. Hay Zonas Francas con éxito, donde se han desarrollado softwares elaborados por ecuatorianos. Entonces, lo importante es escoger la herramienta adecuada.

html