Un festival cultural con nombre de pico de ave convoca a 15 grupos

  Actualidad

Un festival cultural con nombre de pico de ave convoca a 15 grupos

Los habitantes de la isla Santay saben de qué se habla cuando se menciona la palabra espátula. Así se llama a un ave marina zancuda, inconfundible por su tamaño, el color blanco de sus plumas y su pico con forma de cuchara.

Mapacirco. Algunos de los integrantes de este grupo en prácticas previas.

Los habitantes de la isla Santay saben de qué se habla cuando se menciona la palabra espátula. Así se llama a un ave marina zancuda, inconfundible por su tamaño, el color blanco de sus plumas y su pico con forma de cuchara.

Así también se llama una actividad que se instituyó el año pasado y que reúne once disciplinas culturales.

“El Festival de la Espátula la instituyó el Ministerio del Ambiente que busca incentivar el cuidado al medio ambiente”, dijo Lissette Rendón, quien gerencia el Proyecto de Recuperación de las Áreas Protegidas de Guayaquil, estero Salado e isla Santay (Presis), que coordina este evento que reúne a 15 grupos, que realizarán durante tres días presentaciones y actividades de danza, teatro, escultura, pintura, talleres, música, fotografía, circo...

Esta es la segunda edición. El año pasado tuvo como sede la plazoleta ubicada al pie del puente hacia Santay, en la calle El Oro. Esta vez tendrá dos escenarios adicionales y cruzará hacia el área protegida.

“Si el año pasado llegaron 3.000 personas, en dos días. Esta vez esperamos duplicar esa cifra”, agregó Rendón.

La funcionaria aclaró que cada día arriban a Santay entre 500 y 1.000 visitantes.

Cerca de 60 personas estarán distribuidas desde hoy hasta el sábado entre la plazoleta, el área comunal de la Ecoaldea y la plaza de los juegos infantiles.

Se esperaba un grupo de Riobamba, pero a última hora se suspendió su presentación. Sin embargo, sí se espera a Pumaskalla del Perú.

De la razón por la que el festival se llama espátula, Ángel Freire, administrador del área protegida, asegura que es porque esta ave es emblemática en Santay. Se la observa permanentemente en áreas húmedas.

“Vadea los someros fondos, mientras rastrea el fango”, dice Freire.

En la isla se las visualiza en las tres entradas de aguas (esteros) y en el interior de la isla.