La palma africana, con un futuro más allá de la plaga

  Economía

La palma africana, con un futuro más allá de la plaga

Esmeraldas le declara la guerra a la pudrición del cogollo (PC). Reviste cultivos con ayuda de una variedad híbrida

palma africana
En San Lorenzo unas 30.000 hectáreas se han resembrado con la nueva variedadLuis Cheme / EXPRESO

En el 2017, Ecuador contaba con 256.000 hectáreas sembradas de palma aceitera    de la variedad Elaeis guineensis, de las cuales más de 120.000 estaban en Esmeraldas. Y, aunque la plaga que pudre el cogollo de las plantas, conocida como PC, afectó a todos los cultivos en la provincia verde, no acabó con el ahínco de los agricultores por recuperar uno de sus cultivos más icónicos que hoy le han vuelto a dar el liderato de la oferta. Una de sus estrategias: haber apostado por una variedad híbrida, más resistente al mal y con la que ha podido enfrentar la advesidad. El año pasado se cosecharon 58.723 toneladas de fruta en Esmeraldas, lo que representa el 33 % de toda la producción nacional.

94ba052a-a502-46f9-87dd-c9d984c5462e

El sector bananero y el Gobierno firman “una tregua” para poner el fin al paro

Leer más

Actualmente, en esta provincia, según cifras de la Asociación Nacional de Cultivadores de Palma Aceitera (Ancupa), se están muriendo unas 90.000 hectáreas con esta agresiva plaga de la que poco o nada se conoce. La infección de la PC puede empezar en el suelo o en el cogollo, pero no se sabe si es núcleo de una o más enfermedades de origen infeccioso, o si se trata de un desorden fisiológico. No se ha encontrado ningún agente patógeno o ningún vector de insecto hasta ahora, a pesar de que la investigación sobre este problema fue iniciada a principios de los años 80.

Según el censo palmero realizado en 2017, de las 257.120,9 hectáreas cultivadas a nivel nacional, en el 57 %  (148.434 ha) se detectó la PC. Reportes recientes ponen de manifiesto que solamente en el área del cantón Quinindé, provincia de Esmeraldas, donde se encuentra la mayor parte del área dedicada a la producción de este monocultivo, se han afectado 8.000 hectáreas, constituyendo ello una pérdida sensible especialmente para pequeños y medianos productores del sector. Hay quienes han podido volver a sembrar y otros quebraron o quedaron endeudados y dejaron abandonadas sus plantaciones.

Ante esto la solución de los agricultores fue buscar el mejoramiento genético mediante el cruzamiento de variedades tolerantes a diferentes tipos de enfermedades. El mejor resultado en los ensayos, tanto en tolerancia como en producción, lo tuvo la variedad Coarí x LaMé, que es justamente la que sostiene en estos momentos la producción en la provincia. Unas 30.000 hectáreas se han resembrado en la zona de San Lorenzo.

Esta variedad fue desarrollada por la división agrícola del Grupo Danec, una empresa nacional compuesta por Palmeras del Ecuador, Palmera de Los Andes y Murrin Corp, cuya investigación viene impulsándose desde hace más de 30 años. Esta empresa tiene 2.200 hectáreas en producción en la zona de Quinindé y tienen 2.000 hectáreas listas para sembrar. Tienen una producción aproximada de 24 toneladas por hectárea al año, según lo explicó a EXPRESO el ingeniero Byron Muirragui, jefe de sanidad vegetal y viveros de Palmera de Los Andes, durante un recorrido por las plantaciones.

La variedad Coarí x LaMé se ha convertido en la boya de salvación de la mayoría de los 3.280 palmicultores que tiene la provincia de Esmeraldas. Pero esta variedad requiere muchos más cuidados que la Elaeis guineensis, uno de ellos y el más importante es la polinización artificial realizada de forma manual en las plantaciones. La variedad híbrida es más pequeña y demora más en crecer en relación a la Elaeis guineensis, pero su producción es mucho mayor: mientras la primera puede llegar a dar 12 toneladas en el primer año, la segunda apenas llegaría a 6.5 toneladas.

Sin una política de apoyo    crediticia la recuperación seguirá siendo lenta.    Ecuador tiene una gran oportunidad y un gran potencial al contar con esta variedad

Óscar Calahorrano
presidente ejecutivo de Propalma

En una edad más madura, una hectárea de palma aceitera híbrida podría producir sobre las 30 toneladas por año. Incluso hay registro de que en Colombia esta opción está produciendo hasta 50 toneladas por hectáreas. Una planta se demora entre 18 y 24 meses en entrar en producción. Otra alternativa que se siembra es la OxG Amazon, que ha tenido resultados satisfactorio para los palmicultores.

Carlos Chávez, presidente de la Asociación Nacional de Cultivadores de Palma Aceitera (Ancupa), considera que la recuperación del sector después de la PC ha sido lenta debido a la escasa o nula ayuda gubernamental. Ecuador producía 560.000 toneladas de aceite rojo de palma, de las cuales el 45 % eran para el consumo nacional, el resto se exportaba a diferentes países. Esto generaba, según Ancupa, unos $ 500.000 en divisas. Pero en la actualidad y por causa de la PC el país exporta alrededor de 30.000 toneladas al año.

cifras palma
El sector productivo, en cifrasArchivo / Expreso

“Este es un problema grave porque no solo representa pérdidas para el país, sino también para los agricultores y para los cantones donde se encontraban las plantaciones afectadas. Necesitamos ayuda técnica y financiera del Gobierno a través de la banca pública para que el sector palmicultor vuelva a ser el de antes y los agricultores vuelvan a creer en el cultivo. Los créditos no se están evaluando como debería hacerlo; no se debe considerar el respaldo económico del agricultor, sino el proyecto”, explicó Chávez.

arroz-1

El precio mínimo de la saca de arroz para 2022 será entre 32,50 y 34,50 dólares

Leer más

Desde Propalma coinciden en que el proceso de reactivación podría ser más rápido con financiamiento. “Sin una política de apoyo crediticia la recuperación seguirá siendo lenta. Ecuador tiene una gran oportunidad y un gran potencial al contar con una variedad que es tolerante a la pudrición del cogollo y altamente productiva”, asegura Óscar Calahorrano, presidente ejecutivo de Propalma.

Solo en Esmeraldas, la palma aceitera genera unos 60.000 empleos directos e indirectos, según estimaciones de Ancupa. El precio de la tonelada de palma aceitera fluctúa en la actualidad entre los $ 300 y $ 320. En el mercado internacional el precio de la tonelada de aceite rojo de palma supera los $ 1.200. Ecuador llegó a producir hasta $ 560.000 toneladas de aceite rojo de palma y actualmente esa cifra bordea las $ 350.000 toneladas; la mayoría se destina para el consumo local, de ahí que no se esté viendo afectado por las adversidades que sufre la exportación en general, con la crisis de suministros que ha generado una escasez de contenedores y alto costos de fletes.