La diálisis se vuelve incierta y costosa para pacientes renales

  Actualidad

La diálisis se vuelve incierta y costosa para pacientes renales

Quienes se atienden en el Teodoro Maldonado, del IESS, dicen que deben llevar sus insumos médicos. La entidad afirma que los están adquiriendo

pacientes renales
Situación. Un grupo de pacientes renales espera afuera de la sala de diálisis del Teodoro MaldonadoAlex Lima

Los pacientes renales que hace algún tiempo se realizan sus sesiones de diálisis en el Hospital Teodoro Maldonado Carbo, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), saben que deben adquirir por su cuenta y llevar suero, heparina, gasas y esparadrapo. Son insumos médicos indispensables para ese proceso de desintoxicación de su sangre, pero en esa casa de salud estos suelen agotarse.

La cifra$ 5 les cuesta la heparina y otros $ 2 el suero, dicen los pacientes

“Tenemos que comprar el suero, que cuesta 1,50 o 2 dólares, la heparina, que cuesta 5, el esparadrapo, todo, porque aquí no hay nada”, afirma Ángel Velásquez, un exguardia privado, jubilado por discapacidad física, cuyos ingresos económicos ahora dependen de su pensión. Apoyado en su muleta, esperaba ayer su turno para ingresar a la sala de diálisis del Teodoro Maldonado Carbo, ubicado en el sur de la ciudad.

SOLCA EXIGEN AL GOBIER (7900682)

El afiliado se queja: el IESS cobra por un servicio que no da

Leer más

Afirma que desde hace once años se realiza las diálisis en esa entidad y que los problemas no se limitan a la falta de insumos: “No hay agua, la bomba de agua se daña, hay camillas que no funcionan. Si un paciente se pone mal, le deben poner un tacho detrás del espaldar para estabilizarlo porque las camillas no suben”, agrega.

Gloria Briones, otra paciente jubilada con insuficiencia renal, con seis años haciéndose diálisis en esa entidad, coincide en que les toca llevar esos insumos médicos, pese a que como afiliada fue cumplida en sus aportaciones al Seguro Social. Una situación con la que dice no estar de acuerdo. “Nosotros reclamamos lo justo”, dice, aunque acota que como la situación es incierta, igual volverá a llevar el suero y la heparina para su cita de mañana.

El lunes 5 de septiembre, pacientes denunciaron a través de redes sociales que hubo compañeros que esa mañana no pudieron realizarse sus diálisis porque no podían pagar por su cuenta el costo de los insumos que requerían y que en el hospital otra vez se habían terminado.

La sala de diálisis del Teodoro Maldonado cuenta con 24 camillas y atiende en tres turnos diarios. La entidad indica que son 317 pacientes cada semana, considerando que deben hacerlo tres de los siete días.

 Esa cifra constituye alrededor del 10 % de los 3.000 que se atienden en las clínicas de diálisis particulares, según afirma la vocera Cristina Freire.

Estos no deben llevar sus insumos médicos, pero tienen en cambio la incertidumbre de cuánto tiempo más podrán recibir el servicio, pues el IESS adeuda 10 millones de dólares a esas entidades. De igual modo, el Ministerio de Salud les debe 90 millones de dólares desde enero, lo que tiene en vilo a otras 15.000 personas.

PERSONAS QUE USAN INSU (8897127)

Ante la escasez de algunas insulinas se plantea su fabricación local

Leer más

Dora García, directiva de la Asociación de Pacientes Renales, afirma que esta doble situación de incertidumbre y de asumir costos les afecta psicológica y emocionalmente. A ello agrega que no siempre les entregan las medicinas complementarias que requieren para el control de su enfermedad. Y acota que cada año se suman otros mil pacientes debido a la alta incidencia de la diabetes y la hipertensión entre la población. “La salud renal en nuestro país está en crisis”, advierte.

"ESTÁN LLEGANDO LOS INSUMOS"

Ante las quejas de los pacientes, el Hospital Teodoro Maldonado Carbo emitió el lunes un comunicado en el que asevera que los pacientes de hemodiálisis "son atendidos con total normalidad" y cumplieron con lo agendado.

También señala que ese día llegaron insumos médicos a través de la red pública integral de salud. Y que en octubre llegarán mil unidades de suero. 

El martes 6 de septiembre, a través de sus cuentas en redes, indicaron que hicieron un mantenimiento de la bomba de agua.