Dedologia

  Actualidad

Dedologia

Luego de una demostración fehaciente y en extremo florida, mediante la cual un buen grupo de los del partido de gobierno cargaron con el santo y la limosna, esquilmando al país, succionándole una cantidad importante de recursos que bien podrían haberse utilizado en obras sociales y en infraestructura, siempre y cuando se hubiesen manejado con absoluta probidad, impidiendo la construcción de carreteras con un exorbitante precio por kilómetro, proyectos hidroeléctricos y petroleros, castigándolos con sobreprecios inadmisibles sin que nadie haya sido capaz de ponerle coto a tamañas atrocidades; recordemos que el titular del control se encuentra prófugo.

La Asamblea Nacional cumplió tangencialmente su papel instrumentando varias leyes, algunas sanguinarias contra la profesión médica, y se olvidó por conveniencia del papel de fiscalizadora que tenía por esencia, considerando muy duro perseguir a sus camaradas de la función pública, que ingresaron al grito de: “al abordaje”. Muchos/as de los/as asambleístas demostraron tener manos de retroexcavadora y gracias al tráfico de influencias se acomodaron fácilmente.

Dedológicamente hablando, la gestión en materia de educación ha sido catastrófica, ante el descubrimiento de miles de niños y niñas abusados sexualmente por sus “maestros”, que en realidad no fueron sino una sarta de “huairapamushcas”, que sin saber leer ni escribir y peor enseñar, se apoderaron de los cargos docentes, resultando inverosímil que cerca de 4.174 hayan ocupado dichos cargos sin conocimiento alguno.

Muchos de los políticos se ensañaron contra el período que precedió a estos 10 años de catástrofe y me honro en informar que tanto para la inauguración del hospital Enrique Garcés como para la del de Santo Domingo de los Colorados, hice sendos avisos por la prensa solicitando candidatos para ocupar los diferentes cargos técnico-administrativos. Como resultado, nadie ingresó por recomendaciones o influencias, sino por méritos y cuando recibí algún pedido especial, decidí que solo en caso de igualdad de condiciones daría preferencia al recomendado.

Y sigo andando...