Actualidad

El Chucho, libre del maleficio amarillo

El Ídolo no ha perdido en el estadio Christian Benítez ante Guayaquil City, equipo al que mide hoy para seguir en pelea por la etapa.

Los canarios derrotaron 2-1 a Guayaquil City en el último encuentro que ambos equipos disputaron en el estadio Christian Benítez, esto fue el 4 de noviembre del 2017.

Guayaquil City solo ha ganado cuatro partidos esta temporada, dos de ellos a Barcelona, elenco al que enfrentará hoy en el estadio Christian Benítez, un escenario que se presenta propicio para el Ídolo frente al conjunto que hasta mediados del año anterior se llamaba River Ecuador.

Es que en la cancha ubicada en el parque Samanes, los amarillos no han perdido frente al Equipo de la Ciudad, un antecedente que se contrapone a lo que ha sucedido durante este año, donde los canarios solo suman tres puntos de los nueve disputados, producto de una victoria en los choques con la escuadra dirigida por Pool Gavilanez, que tiene al City en el último lugar de la tabla acumulada.

De los cinco partidos jugados desde el 2015 en el Chucho Benítez, los toreros han conseguido tres triunfos y dos empates. Será la primera ocasión que en esta temporada midan fuerzas en este escenario deportivo, pues los anteriores duelos del 2018 se jugaron en el estadio Monumental.

Guillermo Almada, entrenador de Barcelona, apela a la máxima concentración de sus dirigidos para que las caídas de las dos últimas presentaciones frente al Equipo de la Ciudad no se repitan.

“Por todas las complicaciones que nos ha dado en los últimos tres años y medio, en sentido figurado dijimos que Guayaquil City era el Real Madrid. Es así porque no estamos en condiciones de regalar nada. En el aspecto motivacional es como que enfrentáramos al Real Madrid. Con Guayaquil City es indistinto donde juguemos, tenemos un partido trascendental y tenemos que adaptarnos”, comentó el estratega uruguayo, quien recupera para este partido a Ely Esterilla en la zona de volantes, pero pierde a Michael Arroyo, lesionado durante el Clásico del Astillero. Mario Pineida, por suspensión, y Damián Díaz, elemento que aún se recupera de una dolencia, tampoco podrán ser parte del compromiso.

Por su parte, Gavilanez descarta que su equipo tenga una preparación especial para medir a Barcelona, sin embargo, reconoce la peligrosidad del rival de turno. “Es una semana normal, yo lo tomo de manera normal. Espero que no sea la bestia negra”, manifestó el exfutbolista de Emelec.

Walter Ayoví, quien ya está en condiciones para enfrentar a los toreros, confía en alcanzar la quinta victoria de la temporada, esta vez el Christian Benítez. “Nos jugamos el orgullo ante Barcelona. Somos profesionales, por ahí se nos ha dado las cosas con ese equipo y con otros la pelota no entra”, dejó saber el excapitán de la selección ecuatoriana.