Choferes de bus que demuestran su insensibilidad con las personas mayores

  Actualidad

Choferes de bus que demuestran su insensibilidad con las personas mayores

El pasado sábado iba de la ciudadela La Alborada hacia el centro de la ciudad en un bus de la línea 63 cuando un anciano que andaba con bastón para poder movilizarse se puso con mucho esfuerzo de pie para quedarse por la av. Juan Tanca Marengo. En ese momento un señor conmovido porque el adulto mayor tenía problemas para caminar y podía caerse pidió al chofer que lo deje bajar por la zona de embarque (donde estaba sentado el anciano) pero el conductor se negó y le contestó que si le pagaba el pasaje lo dejaba pasar por el sensor. Ante la insensibilidad del chofer el hombre se indignó, le respondió “parece que usted no llegará a viejo algún día” y dio los 30 centavos; de inmediato abrió la puerta y el longevo bajó agradecido con el pasajero por el noble gesto que hizo. Más adelante, cuando me tocó quedarme (noté que solo la puerta del fondo se abría al accionar el timbre mas no la central) el conductor de manera sorpresiva me rogó que entregara una tarjeta de control a cierta persona que estaba cerca del Colegio de Arquitectos del Guayas (donde me bajé). Entonces, le manifesté: si usted devuelve lo que cobró al señor que salió en defensa del anciano con gusto le hago el favor. Eso no le gustó y se marchó enseguida a continuar con su recorrido.

Lic. Jhonny Muñoz L