Un cabo es el sospechoso de la muerte de Panchi

  Actualidad

Un cabo es el sospechoso de la muerte de Panchi

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

Casi seis años después, la muerte del soldado Darwin Panchi parece que tendrá un responsable. La policía detuvo al presunto autor del asesinato del uniformado, ocurrido el 30 de septiembre de 2010. Las investigaciones fueron lideradas por la Fiscalía. La entidad determinó que el deceso fue consecuencia del impacto de una bala en su cráneo durante la revuelta policial. Panchi fue una de las cinco víctimas mortales que dejó el 30S. También fallecieron el militar Jacinto Cortés; los policías Froilán Jiménez y Edwin Calderón, y el estudiante universitario Juan Pablo Bolaños. El arresto del sospechoso se dio, ayer por la mañana, en Conocoto, al sureste de Quito. De inmediato fue llevado a la Unidad de Flagrancia, en el norte de la capital, para la formulación de cargos. La audiencia debía realizarse a las 22:00. Se esperaba la presencia del fiscal general, Galo Chiriboga, quien estuvo en Guayaquil. El agente fiscal a cargo de las indagaciones es Gustavo Benítez. Él ha tenido a su cargo otros expedientes derivados de los hechos del 30 de septiembre. En este caso, el Ministerio Público realizó la reconstrucción de los hechos en 2014 para dar con los responsables de la muerte. El 30 de septiembre del año anterior, su padre Ramiro Panchi llegó hasta el sitio en el que se desarrollaron los incidentes. Reclamó agilidad en las investigaciones. Él se ubicó frente al Hospital de la Policía, cerca del sitio en el que murió el comando del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), Froilán Jiménez. Vestía una camiseta negra que llevaba la leyenda “30S Olvidar jamás”. Darwin era su único hijo y perdió la vida cuando manejaba uno de los vehículos del Ejército. Ese día, Ramiro fijó sus esperanzas en que la Fiscalía encontrara a los responsables. “Me quitaron todo lo que tenía en la vida, mi único hijo”, dijo entonces a EXPRESO. Según la Fiscalía, por ese incidente se abrieron más de 50 expedientes y hubo 31 sentencias. MCV