Editoriales

Peligros en bicicleta

"Sin duda, todos están de acuerdo en que hay que impulsar estos sitios de recreación, pero los planes urbanísticos integrales a largo plazo que incluyan esta actividad, todavía no han sido socializados"

Los alentadores resultados de los ciclistas ecuatorianos en competencias de alto nivel mundial han incentivado el interés de la ciudadanía por esta actividad, tan necesaria para mantener la salud integral en tiempos de crisis sanitaria. La euforia se la siente en las calles, donde se aprecia a nutridos grupos pedaleando a toda hora, pero bajo el riesgo de que algún conductor desaprensivo se los lleve por delante, como ya ha ocurrido con personas que perdieron la vida en el asfalto. Es precisamente la falta de espacios seguros para esta actividad la deuda pendiente de los organismos seccionales, que aún no han presentado un plan concreto y real para la habilitación de las ciclovías. Sin duda, todos están de acuerdo en que hay que impulsar estos sitios de recreación, pero los planes urbanísticos integrales a largo plazo que incluyan esta actividad, todavía no han sido socializados. El ejemplo de quienes se esforzaron por escalar posiciones en el ‘ranking’ internacional, sin ningún tipo de apoyo estatal, debe ser replicado en las pistas del país, donde sin duda existe más de un sucesor de Carapaz, Caicedo o Narváez. Sin embargo, el respeto por peatones y ciclistas seguirá siendo una quimera, hasta que no se instaure una verdadera política de movilidad.