Los caídos de Lenín

  Columnas

Los caídos de Lenín 

Es hoy importante recordar quiénes estaban entonces en primera línea, junto al expresidente Moreno

¿Dormirá tranquilo Lenín Moreno con tres muertos en su conciencia? Este sábado se cumplen cuatro años del día en que fueron secuestrados tres trabajadores de El Comercio en la frontera, en un momento especialmente conflictivo en esa zona, sin que los familiares de Paúl, Efraín y Javier puedan siquiera conmemorar el aniversario de su muerte. No saben si fueron asesinados el 7 de abril o el 8 de abril. No saben mucho porque el Gobierno de Lenín Moreno no ha querido. No han querido desclasificar la información relacionada al peor ataque a la prensa registrado en toda la Historia de Ecuador. Confían en la desmemoria, en el olvido.

El caso ha estado más de tres años en investigación previa, sometido a reserva. Sin avanzar.

Es hoy importante recordar quiénes estaban entonces en primera línea, junto al expresidente Moreno. Es un deber de todos, incluso para los que no sufrimos el desgarro de una pérdida en semejantes condiciones. Era ministro de Interior César Navas y era ministro de Defensa Patricio Zambrano. En la Cancillería estaba María Fernanda Espinosa y al frente de la Policía, el comandante Ramiro Mantilla.

Como no se sabe nada de lo que se negoció con los secuestradores, no se sabe exactamente qué aportó cada uno de estos cargos. Pero ellos sí lo saben. Lo guardan en su conciencia mientras siguen con su vida.

No debe ser nada bueno lo que esconden sus memorias. Estando muertas las tres víctimas y estando muerto el presunto asesino, como dictaminó la versión oficial, ¿cuál es el motivo de la reserva? ¿Qué esconden las actas del Consejo de Seguridad que nadie hasta ahora ha desclasificado? ¿A quién de entre los vivos perjudica que la verdad vea la luz y dé consuelo a los aún dolientes familiares?

Confíen en el olvido si quieren, pero confíen también en que siempre habrá periodistas para recordar -al menos una vez al año- que nadie va a olvidar que nos faltan tres compañeros. Los caídos de Lenín Moreno.