Columnas

Alguien tiene que ceder

"El verdadero héroe de esta elección no será el que gane sino el que sepa poner a nuestra patria antes que sus propios intereses"

Como consecuencia lógica de la crisis que atravesamos, el tema de las elecciones presidenciales y de asambleístas ha pasado a un segundo plano y esto es algo que, a mi parecer, deberíamos tener muy presente.

El próximo año vamos a decidir quién va a tomar las riendas de un país dividido, endeudado, con una economía muy debilitada. Lo deberá enrumbar de tal forma que, así sea de manera gradual, se mejore la calidad de vida de todos los ecuatorianos.

Casi todos los actores políticos (derecha e izquierda) hablan del peligro que representaría para el país el regreso al Ecuador del proyecto político liderado por Rafael Correa, y aun así, voluntaria o involuntariamente, están haciendo exactamente lo que él necesita para que un candidato con su respaldo tenga serias posibilidades de llegar a una segunda vuelta y en ella, enfrentarse a un candidato debilitado por las fricciones de quienes (quizás) en segunda vuelta le den su apoyo.

Soy el primero en decir que lo que dicen las encuestas no es el 100 % de la verdad, pero es que no me refiero a una; en todas las que he podido revisar el candidato apoyado por Correa está segundo (el primero depende de quién las difunda).

Definitivamente nos encontramos en un momento esencial para el futuro de nuestro país, el que le vamos a dejar a nuestros hijos y nietos. No es momento para revanchismos políticos ni juegos de poder, es tiempo de ponerse la patria en el pecho y empujar juntos para sacar al Ecuador del hueco en el que se encuentra.

Los actores políticos que de verdad quieran servir, estarán dispuestos a renunciar a ciertos espacios y a algunas de sus ambiciones con el único fin de lograr un Ecuador mejor.

Sin duda, alguien tiene que ceder, y para mí el verdadero héroe de esta elección no será el que gane sino el que sepa poner a nuestra patria antes que sus propios intereses.