Columnas

Estimando el contagio global de COVID-19

Así que los casos que se confirman a través de las pruebas son realmente solo la punta del iceberg”.

Es el título de un estudio estadístico elaborado por Hazhir Rahmandad, Tse Yang Lim y John Sterman, profesores de la famosa MIT University estadounidense. Esta, otras del mismo país, así como de Europa y de Asia están estudiando la pandemia desde diferentes perspectivas con el único fin de acabar con el virus.

El citado trabajo de 54 páginas, lleno de ecuaciones y gráficos, analiza varios resultados, como número de pruebas e inmunidad rebaño. Fue hecho con data de 84 países, entre ellos, nuestro país. Me interesó recibir la opinión de ellos respecto a Ecuador. Contacté a Tse Yang Lim para que me proporcionara los resultados. TY, así se lo conoce, empezó señalando que comparado el país con el resto del mundo y América Latina, los resultados no son favorables. Considera deberse a que hay muy pocos casos reportados por la falta de suficientes pruebas. Seguramente hizo esa observación porque cuando se ingresa al sitio web del MSP se conoce que apenas se ha hecho algo más de 1 % de la población e incluyen las rápidas, que no son 100 % confiables. En sus palabras: “Ecuador aparece en nuestros estimados como el país con la mayor cantidad de infectados por persona del mundo, principalmente debido a la enorme cantidad no reportada”.

Para ellos, como se han dado más casos de infectados que los reportados, la tasa de mortalidad por infección no es peor en Ecuador que en cualquier otro país y agrega: “La razón principal de la gran cantidad de casos no reportados es que las pruebas han sido relativamente limitadas. Así que los casos que se confirman a través de las pruebas son realmente solo la punta del iceberg”.

Con pruebas insuficientes, no es posible determinar cuántos infectados hay, especialmente de los asintomáticos, los mayores propagadores de COVID-19. En Ecuador no hay el indicador de positividad (% de pruebas positivas en el total); es muy alto, señal de que no se han hecho suficientes pruebas a la población. En Estados Unidos era así y cuando se comienzan a hacer más se descubre mucha mayor cantidad. De 25 % cayó a 8 %. En Ecuador el índice de positividad que no se lleva es 37 %.