Columnas

Diversificación en exportaciones: no llega

Deprime revisar la sección de comercio exterior del citado boletín.

Nos acercamos a dos siglos de manejar muy mal las exportaciones ecuatorianas.

El Estado es el principal responsable de la situación precaria en que el país se encuentra, el sector privado no se queda atrás. Pudiendo generarse grandes flujos de dólares, vivimos de estancamiento en estancamiento. Circa 1970, comenzaron a exportarse nuevos productos ecuatorianos como elaborados de cacao, café instantáneo, harina de pescado, etc. En el boletín estadístico del Banco Central, en la sección comercio exterior, se creó la categoría de No tradicionales. Por aquellos años, Perú exportaba más de 400 millones de dólares en harina de pescado. El ascenso al poder vía golpe de Estado del militar Velasco Alvarado en ese país, causó pánico, los capitales migraron y hubo empresarios peruanos que se instalaron en Guayaquil. Se pensó que sería un nuevo rubro de exportación que competiría con el banano. Se constituyeron numerosas empresas. Cerca de medio siglo más tarde, la exportación de harina de pescado llega a 75 millones de dólares anuales. Sobre el mango también se tuvo enorme expectativa.

Deprime revisar la sección de comercio exterior del citado boletín. En la categoría de No tradicionales, se siguen incluyendo productos que tienen 40 y más años exportándose. No son productos nuevos. Ya ha llegado el momento en que el Banco Central establezca nuevas categorías, ajustadas a la realidad. Muchos de los productos No tradicionales tienen niveles de venta muy bajos, como el abacá, con 20 millones de dólares; prendas de vestir, 20 millones; la harina de pescado mencionada, etc. También hay productos como extractos y productos vegetales con 250 millones. El monto total de esta categoría no tiene tendencia al alza. Los valores van descendiendo: 2014 = 6.173 millones y 2018 = 5.209 millones.

El índice de concentración de exportación, lejos de disminuir, aumenta. En 2014, camarones y bananos representaron 19,5 % del total; en 2018, aumentó a 29,6 %. El total de exportaciones en relación al PIB no pasa de 20 %. En países donde toman en serio las exportaciones, representan 50 % y más. Seguirá.