Alerta en el Sistema Tierra

  Columnas

Alerta en el Sistema Tierra

La Comisión de la Tierra dedicará los próximos tres años a compilar conocimientos sobre procesos que regulan la estabilidad del planeta...

Más de 600 ciudades han anunciado medidas para enfrentar el cambio climático, y más de 680 de las mayores multinacionales del planeta se han comprometido a reducir las emisiones de gases de invernadero para avanzar con el acuerdo climático de París de 2015. Estas autoridades y líderes empresariales responden a una creciente demanda pública porque se adopten medidas contra el cambio climático, ejemplificada vívidamente por huelgas escolares y otras manifestaciones masivas a lo largo del año pasado. Pero el cambio climático es solo una de las muchas crisis urgentes e íntimamente interrelacionadas que amenazan las bases del bienestar humano. Si bien pocos ponen en duda la necesidad de luchar contra ello, los sistemas de biodiversidad, suelo, aire, océanos y agua dulce del planeta también se ven cada vez más amenazados. Si estas condiciones se siguen deteriorando, quedarán en peligro vidas y sustentos de millones de personas, especialmente en el Sur Global. Por esta razón, por primera vez en la historia, las autoridades y la comunidad científica deben considerar el grado en que las fuerzas de origen humano amenazan las benignas condiciones que han permitido el florecimiento de las sociedades por más de 10.000 años. Peor aún, el abandono gradual del consumo de combustibles fósiles no bastará para cumplir el objetivo del acuerdo de París de mantener las temperaturas globales por debajo de los 2ºC respecto a los niveles preindustriales. Como una forma de respuesta, hemos organizado la primera Comisión de la Tierra, que definirá objetivos con base científica para mantener un planeta estable y resiliente. Esta dedicará los próximos tres años a compilar una síntesis de alto nivel de conocimientos sobre los procesos que regulan la estabilidad del planeta y sustentan los sistemas terrestres, hídricos y oceánicos que hacen posible la biodiversidad y la vida. También producirá una síntesis científica sobre las transformaciones sociales necesarias para sustentar el desarrollo de sociedades humanas en el marco de un espacio de funcionamiento planetario seguro. Así proveerá la evidencia necesaria para que otro miembro de la coalición, la Red de Objetivos con Base Científica (SBTN) desarrolle su trabajo. Compuesta por instituciones ambientales y ONG líderes, la SBTN fijará objetivos específicos y realistas para las empresas y las ciudades, ayudándoles a reducir su impacto ambiental y comenzar a restablecer los sistemas naturales. En los ámbitos donde entidades de negociación intergubernamentales -como las Convenciones de las NN. UU. sobre Biodiversidad Biológica, la Lucha contra la Desertificación y el Derecho Marítimo- ya estén trabajando para establecer objetivos con base científica, la coalición apoyará ese trabajo. Con respecto a las ciudades y compañías, la coalición traducirá los objetivos generales en metas específicas y realizables. El objetivo es lograr que la adopción de tales objetivos sea la nueva práctica estándar para todas las empresas y ciudades para el año 2025. Colaborando con diversos medios de comunicación para impulsar un cambio cultural amplio, esperamos generar una movilización masiva de cerca de 100 millones de “guardianes planetarios” en todo el mundo. Serán los encargados de presionar para que en todos los niveles del gobierno y la sociedad se adopten medidas medioambientales.