El caudillo volverá

  Columnas

El caudillo volverá

El populista, el caudillo, el líder histórico, volverá por su venganza. Matthijs Rooduijn describió el proclamar una crisis como una de las características comunes del populista

Cada día tiene sus problemas y en el Ecuador parece que ninguno es feriado. Un día el presidente arremete contra un excandidato y varios asambleístas, al otro resulta que el radar de Manabí sí fue saboteado y después nos dicen que un viceministerio está siendo vendido. Ni bien empezamos a procesar todo esto y ya lo estamos olvidando, porque ocurre la enésima masacre. Pero no hay tiempo ni para el luto en este país, porque de repente resulta que Don Naza se pasea por el Ministerio de Defensa como Juan en su casa y Jorge Glas sale en libertad.

Nadie tiene respuestas. Nadie soluciona nada. Cada vez se abren más frentes y las heridas abiertas se van infectando. Parece que solo nuestra mala memoria y los límites de nuestra capacidad de atención salvan a los políticos. Sí, a los políticos, porque ya sabemos que, así como no hay nada que este gobierno pueda acabar, tampoco hay nada que realmente hayan empezado los señores que hoy ocupan el poder.

No es un virus pasajero lo que aqueja al Ecuador, es una profunda enfermedad que se extiende por todo el cuerpo. Un día es un síntoma y al siguiente es otro, y no hay quien pueda diagnosticar bien el problema. Pero siempre vendrán los que quieran recetar soluciones milagrosas.

No escribo hoy para advertir sobre lo evidente, que la clase política del presente es incapaz de sacarnos de este hueco infinito, sino para alertar sobre los que han sabido venir y volverán. Ya tuvimos a Bombita derrocando a un Velasco dictador, todo porque la clase política era incapaz de resolver la crisis. Ya vivimos una década de mesianismo y autoritarismo después de que gritamos “que se vayan todos”. Y cansados de esa década gastada dejamos que un gobierno desarme para borrarla. No es difícil imaginarse quién vendrá en esta ocasión, aunque aún no sabemos su nombre.

El populista, el caudillo, el líder histórico, volverá por su venganza. Matthijs Rooduijn describió el proclamar una crisis como una de las características comunes del populista. Las crisis son lo que más nos sobra estos días.