Columnas

¡Qué Asamblea Nacional que tenemos!

"Pero como todo tiene solución, el Comité por la Institucionalización Democrática va a acudir ante la Corte Constitucional para que haga un seguimiento a lo perversamente hecho por la Asamblea..."

La Asamblea Nacional acaba de cometer una nueva equivocación, por decir lo menos, ante la estupefacción de la ciudadanía nacional que por esto y mucho más la ha calificado como una función del Estado que no ha cumplido con sus obligaciones, por lo que goza de un merecido desprestigio.

Lo que acaba de hacer no tiene nombre. No aprobó que se convoque una consulta popular que fue solicitada por el Comité por la Institucionalización Democrática , la cual en cumplimiento de la ley respaldó su justa petición con más de trescientas mil firmas de ciudadanos debidamente calificadas, sin que para esa oposición haya exhibido ningún respaldo legal y constitucional, sencillamente porque no lo hay. Lo que hubo es la votación de los amigos de ayer, enemigos momentáneamente, para volver a ser amigos del trato.

Son los morenistas y correístas , así se denominan porque no encuentran nombres más decentes para designarse quienes creen que los ecuatorianos somos tontos y por eso resolvieron lo que resolvieron, violentando la majestad de la petición popular.

La Asamblea no tenía otra cosa que hacer que ordenar que se cumplan con los trámites de ley para que se lleve a cabo la consulta popular que plantea la desaparición del Cpccs, una asamblea nacional dividida en dos cámaras con un menor número de asambleístas, en lugar de los 137 actuales que son simples “calienta puestos”, o “alza manos “….y porque la Fiscalía de la nación no dependa del Consejo de la Judicatura. Aspiraciones correctas que pueden significar cambios en la vida del país.

Pero como todo tiene solución, el Comité por la Institucionalización Democrática va a acudir ante la Corte Constitucional para que haga un seguimiento a lo perversamente hecho por la Asamblea , y así , con la autoridad que esta tiene, ordene que se lleve a cabo la consulta popular. Eso espera el pueblo.

Vamos a empujar para que la Corte Constitucional en un término prudencial devuelva la seguridad jurídica al Ecuador.