Virus, vacunas y gente irresponsable

  Cartas de lectores

Virus, vacunas y gente irresponsable

A los que se ha logrado poner el sello en la cédula y vuelven a reincidir, se les marca otro sello para que cuando renueven la cédula...

De la noche a la mañana han proliferado varias vacunas para combatir el coronavirus y una nueva cepa en el Reino Unido. Según los distribuidores de vacunas con cualquiera de ellas se debe recibir una más después de 3 meses y se sigue expuesto a repetir la infección de acuerdo a la condición de defensa orgánica de la persona vacunada.

Se desconoce actualmente la duración de los anticuerpos, los efectos secundarios que pueden presentarse a consecuencia de su aplicación; hay que esperar un año y quizás tengamos que vacunarnos de por vida. Ejemplo: las vacunas para combatir el sida ya llevan más de 15 años y no se logra la vacuna efectiva.

Se dice que las personas de tercera edad son más proclives a adquirir el virus y la realidad es que de acuerdo a estadísticas en mayor porcentaje lo adquieren los jóvenes y adultos de 40 años. La única recomendación válida es utilizar mascarilla, lavarse las manos constantemente, mantener la distancia de una persona a otra, de 2 metros, y evitar las aglomeraciones. Para combatir la formación de aglomeraciones en la entradas y salidas, dos policías municipales o Guardia Civil podrían limitarlas, recomendando entrar 20 minutos para realizar sus compras, pero sin maltratar al público; la violencia atrae más violencia.

Al que no porta mascarilla le deberían pedir la cédula de identidad para aplicarle un pequeño sello con tinta china ya los que no portan identificación aplicarles el sello en el dedo pulgar derecho, así se los identifica. A los que se ha logrado poner el sello en la cédula y vuelven a reincidir, se les marca otro sello para que cuando renueven la cédula les apliquen una severa multa y si insisten, al presentar las cédulas en el banco o centros comerciales, etc., los rechacen hasta que renueven la cédula. Así aprenderán a acatar las disposiciones de bioseguridad.

Antonio Abad Cornejo