Cómo recuperar el dinero robado

  Cartas de lectores

Cómo recuperar el dinero robado

No es justo que tengamos que pagar impuestos para la jubilación de esta banda de delincuentes en Méjico y Bélgica

Es iluso pensar que los sentenciados del caso Sobornos hayan cometido la torpeza de invertir su dinero en el país. La recuperación de bienes de ese caso es un insulto a la inteligencia. Obviamente lo tienen fuera, en bancos, fondos de inversión, apartamentos, oficinas; aquí para despistar solo dejaron un par de parqueos. Los únicos que pagaron fueron los empresarios. El tema rebasa las buenas intenciones del asambleísta Villavicencio, el patriotismo de la fiscal y del procurador, que han expuesto, judicializado e intentado recuperar el dinero robado; están entrampados en una telaraña legal que los corruptos le han tendido al país. Recuperar dinero robado es trabajo de profesionales en la investigación de delitos financieros. El dinero siempre deja huellas y puede ser trazado dondequiera se lo esconda. El gobierno filipino hace más de 35 años contrató a una conocida empresa para ubicar y recuperar el dinero que el presidente Ferdinand Marcos había saqueado. Recuperaron $ 10.000 millones, 24 lingotes de oro y le quitaron a su viuda Imelda un lujoso apartamento en Nueva York, con 3.000 pares de zapatos. La corrupción es una guerra al Estado y en la guerra no hay reglas. No es justo que tengamos que pagar impuestos para la jubilación de esta banda de delincuentes en Méjico y Bélgica. Si no los paramos vendrán por más en el próximo gobierno.

Juan Orús Guerra