Cartas de lectores

Proceso de vacunación en Quito

Tuve la suerte de ser convocada para la primera dosis en el Colegio Central Técnico y la segunda dosis en el Parque Bicentenario...

Me apena decirlo pero, en nuestro escuálido y estropeado país son muy pocas las cosas buenas que merecen el beneplácito y el aplauso de los ecuatorianos. A mi entender y, de acuerdo a mi experiencia, una de ellas constituye la correcta organización con la que se ha venido y se viene manejando el proceso de vacunación por coronavirus en algunos de los lugares designados para el efecto dentro de la urbe quiteña.

Tuve la suerte de ser convocada para la primera dosis en el Colegio Central Técnico y la segunda dosis en el Parque Bicentenario, recintos en los que fui atendida con premura, cortesía, respeto y eficiencia; al punto que en las dos ocasiones el proceso completo no demoró más allá de 40 minutos.

En resumen, esta es mi apreciación al respecto. Demás está decirlo que cuenta con una magnífica organización e infraestructura adecuada, señalética, guías, servicio médico, guardias de seguridad, etc.; todos prestos a brindar información en forma culta y oportuna. Me es difícil pensar que esto haya sido producto de una bendita coincidencia y, por ende, me asombra escuchar las continuas y exageradas quejas respecto a este servicio que, a decir verdad, y de acuerdo a mis vivencias, es digno de felicitación y aplauso.

Lic. Fabiola Carrera Alemán