Problemas del tránsito en Guayaquil

  Cartas de lectores

Problemas del tránsito en Guayaquil

Nadie controla los vehículos, carros sin placas, tricimotos que pueden servir para robos, motos eléctricas que circulan en veredas o lentamente por las calles, con conductores sin licencia ni usar casco

Un tema no resuelto en Guayaquil es el del tránsito, con calles estrechas y exceso de buses. Un tubo bajo o roce de carros y se forma un gran embotellamiento, sin mencionar la congestión vehicular en horas pico, el irrespeto a señales de tránsito, semáforos mal sincronizados, ausencia de discos pare, taxis formales e informales que se amontonan en doble columna, en cualquier lugar, a recoger o dejar pasajeros. Nadie controla los vehículos, carros sin placas, tricimotos que pueden servir para robos, motos eléctricas que circulan en veredas o lentamente por las calles, con conductores sin licencia ni usar casco. Parquímetros que deben estar en las principales calles. Semáforos que en algunos lugares escasean y en otros hay en exceso, vendedores que paralizan vehículos, asaltantes o secuestradores, lavacarros y mecánicos que trabajan en la vía pública, peatones que cruzan por zonas no autorizadas, invasión de carriles exclusivos de metrovía, colectivos y taxis que recogen y dejan pasajeros en cualquier lugar, haciéndose de la vista gorda de adultos mayores, y el abuso del pito. La ATM debe poner más atención a la circulación de motos con dos personas por el significativo número de robos y asesinatos (60% de delitos). Hay escasez de señalización, inadecuada planificación vial, imprudencia y mala educación vial de peatones. Los miembros de la ATM no sirven para dirigir el tránsito; es tierra de nadie. No deberían seguir muriendo personas en las vías por controles ineficientes.

Lic. Robespierre Rivas Ronquillo