Presidente Lasso, en usted depositamos nuestra confianza y seguridad

  Cartas de lectores

Presidente Lasso, en usted depositamos nuestra confianza y seguridad

La unidad de los ecuatorianos es la herramienta de paz más poderosa en la resolución de los grandes problemas nacionales

Señor presidente, los ecuatorianos lo elegimos. No afloje, no se rinda y si tiene que rectificar, hágalo ya. Su suerte es la nuestra, así que esperamos siempre de usted seriedad, constancia, trabajo arduo, congruencia en la toma de decisiones, honestidad, decencia y la convicción de que todo su equipo de gobierno fortalezca la institucionalidad que en los últimos años ha estado en detrimento por el alto grado de corrupción e irresponsabilidad de nuestra clase política. Todos estamos a bordo, por lo que si el barco se hunde todos naufragamos. Usted es nuestro guía. Tendrá que gobernarnos con la palabra y el ejemplo, sin afectar a la clase más desposeída. Al enaltecer la función pública, todos lo haremos junto a usted. Al actuar con seriedad y consciente de las consecuencias y trascendencia de lo dicho y hecho, todos actuaremos en concordancia y nos motivará su conducta en nuestras acciones. Muchos retos le acompañan, pero muchas son las esperanzas que junto a usted tenemos la mayoría de ecuatorianos de que su administración sea positiva. Muchos de los problemas que enfrentará su gobierno son heredados y usted los conocía; esto no es excusa para que no los enfrente y resuelva. En usted depositamos plenamente nuestra confianza y seguridad de que hará lo correcto, no nos falle. Sea fuerte y valiente. A grandes problemas grandes soluciones. Construya el clima de unidad y reconstrucción. A comenzar a resolver los serios problemas y a enfrentar los grandes retos. “Este no es el final, ni siquiera el principio del fin, pero podría ser el final del principio”... de la resolución de nuestros grandes retos. En la unidad del país está su mayor fuerza. Si permite el divisionismo y el odio en contra de otros, como sucedió en gobiernos anteriores, termina por despedazar la institucionalidad, la armonía y entendimiento social. La unidad de los ecuatorianos es la herramienta de paz más poderosa en la resolución de los grandes problemas nacionales.

Eco. Mario Vargas Ochoa