Policía y seguridad

  Cartas de lectores

Policía y seguridad

Aunque hay pocas expectativas de corregir la situación actual, ojalá haya mejores días. ​

La Policía fue creada para cumplir la sensible misión de preservar la vida y propiedades del ciudadano. Tras larga trayectoria desde que fue constituida, pasando por los carabineros, que en su época fueron de discutida actuación, no han faltado lamentables episodios que la sociedad ha cuestionado. Pese a todo se ha mantenido la institucionalidad sin que falten voces interesadas en desaparecerla. Ello sería descabellado puesto que actuaciones individuales no pueden desacreditar una entidad imprescindible en toda sociedad civilizada. Se debe retornar a los filtros y controles que fueron suprimidos por uno de los peores gobiernos del país, que se caracterizó por destruir todo lo que pudo en el periodo anterior, perjudicándolo. Los ecuatorianos nunca imaginamos a nuestro país envuelto en crímenes, femicidios, delincuencia galopante, sicariato, etc. Creíamos que eso era en otros lugares, donde el asesinato es recurrente, pero pasamos de ser isla de paz a infierno en la tierra, en particular desde el periodo anterior, en que la incapacidad y malicia provocaron la destrucción de instituciones que deben velar por nuestra seguridad. Pero la descomposición política propicia que se pierda el respeto a las leyes y la ética en todos los estamentos, ocasionando incertidumbre colectiva. Aunque hay pocas expectativas de corregir la situación actual, ojalá haya mejores días.

Ab. Jorge Chambers Hidalgo