El liderazgo político se gana

  Cartas de lectores

El liderazgo político se gana

Sabe los recovecos de dónde sacar dinero para el progreso de los ecuatorianos

De acuerdo a Max Weber, el liderazgo debe concebir carisma del individuo, tradición del pueblo y burocracia satisfecha. Rasgos personales, ubicación sociopolítica, recursos de poder a los que recurrir es inteligencia. Aunque se lo tome como perverso, si no tiene dominación, autoridad, el mismo poder y pertenecer a una élite de cualquier índole no se convierte en líder de una nación. Se ha escuchado decir “soy ignorante”, lo cual no es verdad. Todo saber es un poder y todo poder, un saber especifico; consiguientemente, todo discurso está conectado por relaciones inherentes de poder. El poder entrega relaciones entre individuos que de alguna forma conforman un grupo y para ejercerlo se emplean técnicas de amaestramiento, procedimientos de dominación y un sistema para obtener obediencia. Los pueblos no obedecen así porque sí. Donde hay poder hay resistencia; esta va más allá y se transforma en práctica de vida. En Ecuador, el único que alcanza esta talla es el presidente Lasso. Los demás están en total desventaja, no tienen partidos políticos solo movimientos; otros no son verdaderos dirigentes ni gremiales ni étnicos. Unos no trabajan en ninguna parte, los otros son terratenientes, no labradores de la tierra; no pueden competir con la experiencia de éxito y del negocio del dinero. Sabe los recovecos de dónde sacar dinero para el progreso de los ecuatorianos.

Ab. Franklin Lituma Manzo