Cartas de lectores

No más impunidad e injusticia

Nuestro país está pasando por una crisis de impunidad, ya no hablemos de corrupción, porque es una frase que los ecuatorianos nos cansamos de escuchar todos los días sin que se sancione a los culpables.

Los temas de actualidad son las mencionadas “amenazas de bombas”, o las epidemias que sufren los abogados de los sospechosos cuando les toca estar presentes en las respectivas diligencias judiciales, postergando las mismas. Justo les toca enfermarse en vísperas de las mencionadas fechas, sin contar que los excelentísimos jueces no encuentran ninguna prueba. Es el cuento de nunca acabar.

No sé qué es peor, si el despilfarro y malversación de fondos públicos y atentado a la democracia que vivió nuestro país desde hace más de 12 años, o la violencia del mes de octubre. Ambos hechos son agresiones a la economía y a la seguridad del país, pero en ninguno de los 2 casos se encuentran “culpables”. Es indignante que se detuvieran a muchos ciudadanos sospechosos de impulsar el caos que ocasionó pérdidas humanas como daños a la propiedad pública y privada, sin contar las mermas económicas y financieras. Aún peor, retornar a sus puestos de trabajo donde ellos tienen que ser ejemplo de desarrollo, orden y paz.

El gobierno tiene que reaccionar a estos sucesos. Que paguen los culpables y que se recupere lo robado.

María de los Ángeles Sánchez