El elegido

  Cartas de lectores

El elegido

No habrá ningún ocurrido, farandulero, trasnochador que se despierte soñando ser presidente de mi país.

El presidente del Ecuador, necesaria y obligadamente, tiene que ser el que tenga experiencia, capacidad, personalidad; haber sido funcionario de empresas públicas, privadas, rector de colegio, dirigente barrial, deportivo, cultural, etc. Alcalde, asambleísta, etc. Conocer los problemas sociales, políticos, económicos, esencialmente; la administración pública de bienes, por lo menos el período que se exige a jueces de Corte Nacional para acceder a una elección tan compleja como primer magistrado de la nación. Se necesita una larga hoja de vida que garantice que está preparado, capacitado para gobernar con sabiduría y serenidad suficientes para resolver grandes y graves problemas. Que respete los demás poderes e instituciones del Estado, Constitución y leyes. Que presenten hoja de vida para así elegir al que durante su trayectoria haya demostrado honestidad, transparencia en sus funciones, sumado a experiencia, capacidad, liderazgo. Que no haya sido firmón de contratos leoninos contra el Estado, con hoja de vida impoluta. Refórmese Constitución y leyes para que todo candidato cumpla con requisitos como tener título profesional, sin antecedentes penales, instrucción fiscal, violencia intrafamiliar o juicio de alimentos que esté en trámite. No habrá ningún ocurrido, farandulero, trasnochador que se despierte soñando ser presidente de mi país.

Jorge Arámbulo