Cartas de lectores

Educación ecuatoriana con bajo nivel académico

Que el Ministerio de Educación haga una nueva propuesta con educación a distancia.

Es motivo de preocupación de las familias y la sociedad el ver frustradas a la niñez y juventud por estar impedidas de continuar o iniciar sus estudios, al no poder concurrir a los centros educativos por la COVID-19, que sigue afectando con mayor crudeza.

Las grandes potencias del mundo son responsables de la contaminación ambiental, vistas las ambiciones de poder y fortuna, al crear nuevas tecnologías transitorias que muy pronto se convierten en toneladas de chatarra que generan un ambiente nocivo, con tóxicos que terminan envenenando a la humanidad.

Por este fenómeno ambiental es imposible el contacto masivo de las personas. Cuando de la educación se trata, no es posible la comunicación personalizada entre los docentes y alumnos, so pena de contagiarse del coronavirus.

Como la educación es fundamental, en especial la educación general básica, así como los bachilleratos, por lo expuesto, es tiempo de que el Ministerio de Educación haya revisado los diferentes proyectos de educación a distancia, experimentados desde hace 50 años, porque no es la panacea la educación virtual. Deben comprender y entender que la población está subdividida en diferentes estratos sociales, y en especial en el sector rural y periférico a las ciudades hay alto índice de desempleo y pobreza extrema, condiciones que no les permiten comprar un computador o un celular inteligente, capacitarse y pagar el costo del servicio de internet, más la impresora, para retener las lecciones y así obtener un 30 o 40 % de los conocimientos.

Como un educador en servicio pasivo, sugiero a quienes tengan que ver con la educación del país, revisar las experiencias de la educación a distancia en niveles de educación básica y bachillerato de Escuelas Radiofónicas de Chimborazo, Instituto Radiofónico Irfeyal, La Voz del Upano, Federación Shuar. En la década del 90 del siglo pasado el Ministerio de Educación experimentó con el bachillerato a distancia con el Sistema Modular, con reuniones grupales de fin de semana o quincenales. No solo se ofertó el bachillerato académico sino técnico a distancia.

Existe otra experiencia de formación profesional superior que ofrece la Universidad Particular de Loja por más de 50 años. Si no existe al interior del ME expertos en educación a distancia, busquemos a los técnicos en estas modalidades para elaborar nuevos programas a distancia y así evitar el bajo nivel académico y la frustración de niños y jóvenes frente a la pandemia. Que el Ministerio de Educación haga una nueva propuesta con educación a distancia.

Dr. Victoriano Albito Orellana