Cartas de lectores

La difícil situación del IESS

Refiriéndose a la difícil situación del Seguro Social (IESS), el presidente Moreno ha declarado que este tiene un déficit de $ 187 millones por mes, ya que los ingresos mensuales por aportes de empleadores y empleados son de $ 325 millones, pero los egresos son de $512 millones, lo que significa más de 2.240 millones al año. “Cuando el IESS nació, agrega el mandatario (hace más de 80 años) tenía más aportantes que pensionistas, pero esta situación se revirtió con los años”, es decir que actualmente hay menos aportantes y mayor número de pensionistas. Es necesario aclarar números y realidades. No puede ser que los aportantes no hayan crecido armónicamente con el crecimiento de la población y del número de pensionistas. Lo que puede ocurrir y que seguramente es lo que ocurre, es que no todos los empleadores afilian a sus empleados y trabajadores a la Seguridad Social, y algo peor, que aún teniendo los empleadores afiliados al IESS a sus empleados y descontándoseles sus aportes individuales, estos no reportan o no depositan esos valores al Seguro Social, y ni siquiera sus propios aportes patronales, tal como diario EXPRESO ha denunciado en reportajes anteriores; un delito. A esto se suma la perversa actitud de muchos patrones que teniendo varios trabajadores en su nómina nunca los han afiliado, lo que también es delito al negárseles un derecho constitucional inalienable e irrenunciable. De aquí surge el dato de que habría más de $ 2.000 millones de morosidad patronal y más de 300 mil trabajadores activos que no están afiliados al IESS, claro ejemplo de irresponsabilidad patronal. Otro capítulo agravante es la situación de las empleadas domésticas que en su inmensa mayoría no están afiliadas al S.S. (se estima que solo un 30 % lo estarían) y tanto peor por el hecho de que ni siquiera se les reconocería el sueldo básico del trabajador que es regido por la ley. Menos mal que se proscribió la nefasta y criminal tercerización.

Ing. Jorge Adum Bravo