Cartas de lectores

Descuentos ilegales a jubilados e incrementos de pensión

Desde hace casi dos décadas, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) retiene de las magras pensiones jubilares el 2,76 % para financiar las décimas pensiones y gastos mortuorios, retención que desde enero de 2020 parecería que ya no se va a realizar, posiblemente porque atendiendo una demanda de la Confederación de Jubilados, en julio de 2018 la Comisión de Derechos de los Trabajadores de la Asamblea Nacional resolvió aconsejar al Consejo Directivo del IESS para que deje sin efecto las resoluciones que crearon la mencionada retención del 2,76%.

Quizás por esta razón, en el rol de pagos del presente mes se observa que los descuentos ya no se efectuaron; sin embargo, también se ve que el incremento de la pensión jubilar es de apenas el 0,29 %, o sea, menos del 1 % y mucho menor con relación al 1,52 % en que subió el salario básico.

Con esta maniobra, el IESS presumiblemente pretende hacer creer que las pensiones para el año 2020 han subido significativamente, pero no es tal, ya que parte de lo que va a recibir mensualmente el jubilado es su propio dinero. Por abuso, las autoridades de turno decidieron emitir resoluciones no permitidas por la ley, para que el propio beneficiario financie sus décimas pensiones y gastos mortuorios, cuando estos son beneficios irrenunciables.

Por tanto, el IESS está en la obligación de devolver a los jubilados esos valores que de manera ilegal e inconstitucional han afectado a las pensiones jubilares; y, debe revisar ese aumento del 0,29 % que, como dádiva que deviene en burla, se ha dado a los beneficiarios, mientras atónitos vemos cómo se aumentan los sueldos los servidores del IESS y se da la sustracción de sus recursos en las multimillonarias compras de medicamentos caducados y con sobreprecios escandalosos.

Ec. Ángel Campoverde G.