Cartas de lectores

En quién confiar en política

Vota por los mejores, por lo que tu razonamiento encuentra viable; por el progreso y la prosperidad. No votes por el conformismo.

La vida política está hecha de actos y participaciones. Las selecciones de nuestro pueblo no siempre han acertadas. Hemos tenido gobiernos desastrosos, fracasos repetitivos que tienen postrado al país. Esto se ha agravado con una Constitución mal concebida y peor plasmada, como la del 2008, y con un Código de la Democracia hecho por mediocres, miopes políticos y, en muchos casos, con escasa preparación académica y cultural. Es imperativo que cambiemos esas premisas de origen: 1.- No confíes en el criterio de alguien que ya gobernó y demostró ser indelicado con los fondos públicos, que dejó candidatos (que hizo triunfar a la fuerza) que luego calificó de traidores, que impulsó una Constitución plagada de errores, que mostró autoritarismo para imponer criterios, en su mayoría equivocados, que atentó contra la libertad de expresión, y que hoy pretende que se vote por su delfín: ¿quién garantiza que otra vez no fallará? Nadie. No confíes en quien admira a un régimen como el venezolano. Ya ves cómo con las últimas elecciones que confirmó fraudulentamente el sistema pseudosocialista, se ha producido una nueva oleada de migración desde ese país. 2.- No votes por quienes hacen ofertas de campaña sin explicar cómo las cumplirán. 3.- No votes por los que eluden la confrontación de un debate. 4.- No votes, por quienes en sus exposiciones demuestran ignorancia, ingenuidad, desconocimiento. 5.- Razona la viabilidad de una propuesta antes de convencerte de que un candidato la puede concretar. 6.- Recapacita que para gobernar o legislar se debe tener criterio sensato, equilibrado; no puede tener arrebatos ni pasionismos pues estos son propios de mentes perturbadas. 7.- Si es posible discute con tu entorno, y que participen personas de cuyo criterio tengas pruebas, sobre las mejores opciones. 8.- No confíes en quien trate de comprar tu voto, tentándote con ofertas que implican regalos monetarios y que globalmente alcanzan cifras gigantescas: el país está en quiebra, no hay dinero para esas generosidades; para cumplir algo así tendría que recurrir a tu bolsillo. 9.- No le des el voto a quien, solo o como grupo político, ha demostrado incapacidad de gobernar: No se gobierna bien despilfarrando dinero con obras faraónicas mal concebidas y construidas, y al doble o triple de su costo en cualquier otro país. Vota por Ecuador, no por ninguna tendencia. Vota por los mejores, por lo que tu razonamiento encuentra viable; por el progreso y la prosperidad. No votes por el conformismo.

Ing. José M. Jalil Haas