El cinismo de los partidos políticos

  Cartas de lectores

El cinismo de los partidos políticos

Se acercan las elecciones seccionales y como buitres, los políticos están al acecho de los electores. No hay liderazgo, los partidos son simples maquinarias electoreras que convencen a sus electores con mentiras demagógicas; sus dueños o caciques deciden quiénes deben ser los postulantes, sin importar su capacidad o que no tengan formación política o intelectual, ética y moral. Si tienen dinero, mejor. Luego viene el descontento. Todo es posible porque se mueven por intereses, no por ideales. Frente a esta pandemia politiquera, Ecuador sigue crucificado por la acción y perversión de políticos inescrupulosos, de continuos actos de corrupción que destruyen las instituciones democráticas y la vida social. El país viene sufriendo el resultado de una pandilla creciente de delincuentes políticos que pervierten, corrompen y destruyen todo. Desde hace décadas, con desparpajo y desvergüenza, los designados saquean y devastan lo que está a su alcance en su cargo. Esto queda determinado por más de 264 organizaciones políticas legalmente reconocidos por el CNE, que suman 90 mil posibles candidatos, todos listos para el ataque. Sería oportuno garantizar la idoneidad de los candidatos, lamentablemente no ocurre así. En el extremo de esa aberración democrática se han propuesto candidatos que tienen problemas con la justicia, Contraloría, CNE... Hay candidatos que dicen “yo quiero ser candidato a la Alcaldía o Prefectura, refiriendo que “cometí errores, que no se van a repetir”.

Lic. Robespierre Rivas Ronquillo