Cartas de lectores

Cero terrorismo

Lástima que los peruanos hayan olvidado lo que les tocó vivir antes de Fujimori

Muy bien señor presidente su proclama y apoyo a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional para enfrentar, en caso necesario, al terrorismo disfrazado de paros y protestas populares. Iza, Vargas junto con los correístas quedan retratados de cuerpo entero en la marcha convocada del once de junio, a dos semanas del nuevo gobierno democrático que vive el país. Nadie duda que los hechos de octubre de 2019, liderados por Vargas, Iza y las huestes correístas fueron terrorismo puro, como lo vivió Chile y lo está viviendo ya más de un mes Colombia. Estos canallas y malos ecuatorianos deben estar enjuiciados y tras las rejas, pruebas sobran para ello. Solo el defensor del Pueblo no ha visto en el accionar de todos esos sujetos terrorismo al más alto grado. Este pésimo servidor, por ley divina muy merecida se encuentra gozando de un descanso carcelario. Como dice el pueblo: hay que pararles el carro. El país necesita hoy más que nunca paz y tranquilidad para enrumbarnos en la recuperación económica y social. Se deben dictar leyes para fortalecer el accionar de policías y militares cuando tengan que luchar contra terroristas disfrazados de defensores del pueblo, que solo buscan desestabilizar a los gobiernos. No pueden policía y militares enfrentarse, como deberían hacerlo, con terroristas que buscan la destrucción de la democracia. Esto lo estamos viviendo. Valga el momento y la oportunidad para recordar y dar gracias a León Febres-Codero, que tuvo la entereza y fortaleza moral para librarnos de Alfaro Vive Carajo, brazo armado del terrorismo en Ecuador. Esto la izquierda extrema jamás se lo perdonó, e imagino en la misma forma en nuestro vecino país al presidente Fujimori que liquidó a Sendero Luminoso. Lástima que los peruanos hayan olvidado lo que les tocó vivir antes de Fujimori.

Jorge Luis Rojas