Acerca de “Los hoyos negros de IESS”

  Cartas de lectores

Acerca de “Los hoyos negros de IESS”

¡Hágannos justicia en el menor tiempo posible!

Me hago eco del artículo del 27 de febrero “Los hoyos negros del IESS”, de Mariasol Pons, y quisiera aportar con un relato de lo que nos está sucediendo desde hace 7 años a exservidores públicos, para hacer conocer el inhumano trato que estamos recibiendo de parte del IESS. “Justicia que tarda, no es justicia”. Desde 2014 venimos reclamando el pago por la diferencia no cancelada del Fondo de Reserva del periodo enero/2001 a diciembre de 2009 por nuestro patrono. Hemos hecho todo lo que la ley permite y demostramos a los funcionarios del IESS encargados que los cálculo de están mal realizados, pero ellos siempre dan la razón a la institución donde laboramos, pese a que existen artículos en la Losep y Código del Trabajo, que están en concordancia con lo dispuesto en la Ley de Seguridad Social. Cansados de la falta de conocimiento de la ley por parte de estos funcionarios, ellos sugirieron elevar nuestro reclamo a la Comisión Provincial de Prestaciones y Controversias del Guayas, lo cual hicimos en julio de 2018, pero estos señores, violentando lo dispuesto en la Constitución, en su art. 66 numeral 23 que habla del derecho a dirigir quejas y reclamaciones y recibir atención o repuestas motivadas, hasta la presente nos dan repuesta a nuestro reclamo. A fines de 2020 nos enteramos de que había un informe jurídico a lo interno del IESS, donde reconocen nuestro derecho al pago de la diferencia de los fondos de reservas del periodo antes mencionado, pero vuelven a caer en otro error igual o peor, y debemos ir a la justicia ordinaria para que esta solicite al IESS cobrar esos valores. Si la ley vigente en esa fecha y la actual dan la forma de calcular este beneficio, ¿por qué se debe recurrir a la justicia ordinaria? Los señores del Seguro Social, ¿no están conformes con todos estos años que pasaron violentando nuestros derechos? Casi 85 % de los reclamantes somos jubilados con enfermedades preexistentes y pensiones jubilares muy bajas, que no alcanzan en muchos casos para vivir dignamente. ¡Hágannos justicia en el menor tiempo posible!

Cba. Francisco Alcívar V.