La abultada burocracia en el Estado genera el déficit del presupuesto

  Cartas de lectores

La abultada burocracia en el Estado genera el déficit del presupuesto

No es la participación de personal eficiente, idóneo, necesario para el servicio a la colectividad. La mala es la que oscurece y enreda para justificar su pertenencia. En el Estado ecuatoriano hay por lo menos 260 mil puestos burocráticos con contrato ocasional o nombramiento provisional; de ellos, la mitad está de más. Se han inventado la desconcentración administrativa para favorecer a sus bases partidistas, multiplicando tareas y entorpeciendo tramitación. Recuerdo al dictador chileno, que decía que los trámites deben tener tres pasos y si roban que sean esos tres y no tantos que saqueen las arcas del país. Para Weber la sociología está subordinada a la historia. La influencia excesiva de funcionarios en asuntos públicos sin responsabilidad ni culpabilidad, una administración ineficiente a causa del papeleo, rigidez y formalidades superfluas, reglamentos que degeneran la ley. Llamadas telefónicas e instructivos que alteran el normal desenvolvimiento burocrático. El país se encuentra en un caos organizado para su desestabilización continua. Zonales administrativas de todo orden deben asumir la tramitación razonable y no dividirla en distritos, aumentando burocracia innecesaria. Las órdenes vienen de lo alto. Los distritos manejan departamentos jurídicos, talento humano, financiero y direcciones. ¿Hasta cuándo permitimos la obesidad burocrática?

Ab. Franklin Lituma Manzo