Ocio

México y Ecuador, un romance de película

En la década del 60, las máximas estrellas de la nación del tequila llegaron a nuestro país para grabar inolvidables filmes. Aquí los recordamos.

D2CWw04W0AEk76f
Romance en Ecuador tuvo como su estrella principal a Enrique Guzmán.Instagram

La Filmadora Ecuatoriana Sociedad Anónima fue una empresa nacional dedicada a producir películas junto al ejecutivo mexicano Alberto López. Muchas de las tramas fueron escritas y dirigidas por René Cardona Jr., allá por la década del 60. EXPRESIONES recuerda algunos de estos filmes que tuvieron locaciones como Guayaquil, Salinas, Playas y Punta Carnero y contaron con las máximas estrellas de la época.  

ROMANCE EN ECUADOR (1965)

Enrique Guzmán protagonizó este filme, también conocido como Fiebre de juventud, junto a Fenando Luján, Rosa María Vásquez, Begoña Palacios y el ecuatoriano Ernesto Albán. El filme, con una aparición especial de Julio Jaramillo, narraba las aventuras de dos amigos músicos que no solo prueban suerte en Ecuador, también se enamoran.

PELIGRO, MUJERES EN ACCIÓN (1969)

Sean Connery fue el James Bond más clásico, Latinoamérica tuvo su propia versión. Hablamos de Julio Alemán, quien dio vida al agente Alex Dinamo. Como era de esperarse, la trama no podía ser más original. Un grupo de bellas mujeres son agentes del servicio de inteligencia y luchan contra una organización criminal, entre ellas, la sensual ecuatoriana Toty Rodríguez.

CÓMO ENFRIAR A MI MARIDO (1970)

La guapísima Elsa Aguirre caracterizó a una mujer que, harta de que su esposo le sea infiel, decide matarlo. Para ello, ensaya diversas opciones, pero se mete en muchos problemas. Julio Alemán y Pedro Armendáriz Jr. estuvieron en los roles coprotagónicos.

24 HORAS DE PLACER (1968)  

El seductor del momento, Mauricio Garcés, grabó esta enredada comedia en Guayaquil, al lado de un elenco de lujo conformado por Joaquín Cordero, Silvia Pinal, Ofelia Montesco y Carlos East. El argumento presentaba a una pareja de exnovios que se siente insatisfecha con sus actuales matrimonios y planea un reencuentro de un día

CAÍN, ABEL Y EL OTRO (1971)

Hablar de Alberto Vásquez, César Costa y Enrique Guzmán era como si nos refiriésemos hoy en día a Cristian Castro, Luis Miguel y Alejandro Fernández. ¿Se imagina juntar a los tres en una película? Bueno, el balneario de Salinas sirvió de locación a estos amigos cantantes que andaban en busca de diversión, fama y dinero. Conocen a muchas chicas, pero solo una les llama la atención y es ahí que su amistad peligra.