Cultura

‘American Dirt’, la novela que ha desatado la ira de los latinos en EE.UU.

El debate sobre la apropiación cultural de esta novela, que aborda la migración, llevó a la cancelación de la gira del libro.

ESQJTOJD2ZDKJLLCAPIIPWS2HI
Esta es la cuarta novela de Jeanine Cummins, autora norteamericana criada en el estado de Maryland.Cortesía

“En México, la gente ocupada bebe “licuados”. Hacerlos requiere un talento muy básico. Echas fruta, leche y hielos en una licuadora y voilá, te lo tomas en el camino. Desafortunadamente, la narco novela ‘American Dirt’ de Jeanine Cummins es el equivalente literario a un “licuado”, uno que sabe igual de blando que su título. Es una obra llena de estereotipos mexicanos, entre ellos el ‘latin lover’, la madre sufrida, el niño sabio, y, al fondo, Estados Unidos como el faro de la luz del refugio”, así inicia la crítica de la escritora chicana Myriam Gurba a la novela que ha provocado una polémica sin precedentes en Estados Unidos desde su lanzamiento el pasado 21 de enero.

En ‘American dirt’ (Tierra americana), Cummins, una autora de raza blanca, criada en el estado de Maryland, narra la historia de Lydia y Luca, madre e hijo, que huyen a Estados Unidos después de que un cartel asesina a dieciséis miembros de su familia. Tras sobrevivir a la masacre, deciden huir “al norte”, empleando el método que cientos de migrantes ilegales han usado antes que ellos: subir a ‘La Bestia’, el tren de mercancías que recorre el norte del país centroamericano y avanza hacia la frontera.

La obra fue adquirida en más de $ 1 millón por la casa editorial de Flatiron Books, que además empleó un enorme presupuesto en publicitarla. Y al inicio, las reseñas fueron positivas, tanto así, que la obra obtuvo uno de los sellos más añorados por los autores de ese país, el del Club de Lectura de Oprah Winfrey.

La primera crítica en viralizarse fue la Gurba, pero otras no tardaron en llegar. Había varios problemas con la novela, más allá de su temática: Cummins nunca había estado en México, ni hizo investigación o entrevista alguna sobre la crisis migratoria. Hay incoherencias en el paisaje mexicano que relata y sobre las realidades políticas y sociales de ese país. Pero para los autores de ascendencia latina, el inconveniente principal de ‘American Dirt’ es que retrata una historia llena de estereotipos, escrita por alguien que no es latino y no conoce nada sobre dicha realidad.

“Es una apropiación cultural descarada, que pinta a los protagonistas con una capa de mayonesa, construida para que los lectores blancos reafirmen lo que creen saber sobre los mexicanos y la crisis migratoria”, dijo Gurba a través de sus redes sociales.

Otros, como el autor Jeff Cordner lo han llamado “trauma porn”, implicando que apela al sensacionalismo.

La situación se tornó incluso más ofensiva tras que se viralizaran fotografías del lanzamiento editorial del libro en Nueva York, donde Flatiron Book colocó como centros de mesas floreros en forma de muro y con ramas estiladas como alambres de púas.

EO5CLZHUUAEeHDO
Los arreglos florales del lanzamiento de la obra simulaban un muro con alambre de púas.Cortesía

Días después, la casa editorial decidió cancelar la gira del libro alegando que “temía por la seguridad de la autora”, para luego, una vez que los críticos de ascendencia latina empezaran a ser amenazados de muerte, aclarar que la decisión fue preventiva y que Cummins nunca estuvo en peligro.

La situación ha desencadenado numerosas reacciones, entre ellas de académicos y críticos que han denunciado este y otros trabajos producto de una supuesta apropiación cultural, mientras que otros han defendido la decisión de artistas y escritores de abordar cualquier tema sin necesidad de pertenecer al grupo étnico o cultural del cual se escribe.

“Ese necesario mirar este tipo de controversias con una lupa”, señaló el editor del New York Review of Books, Daniel Mendelsohn. “Si observamos la cultura pop, está llena de representaciones equívocas y problemáticas que deben ser analizadas”.

La escritora colombiana, y residente en EE.UU., María José Torres considera que el debate es vital en una sociedad polarizada. “Es muy complicado para escritoras de color y migrantes publicar, incluso cuando escribimos sobre temas que vivimos en carne propia. Es injusto y desmoralizador que esta historia se haya vendido en millones de dólares, sin un ápice de sensibilidad, y que se la defienda sin comprender que las críticas que se le hacen son parte de un debate mucho más grande sobre el racismo que hay en este país”, dijo a EXPRESO.

La poeta Sandra Cisneros, duramente criticada por respaldar ‘American Dirt’, explicó en una entrevista que su apoyo no se debió necesariamente a su calidad, sino a la capacidad del  libro para llevar la difícil situación de los migrantes a lectores que no compran novelas de autores de ascendencia latina y así promover la empatía.

Sin embargo, lo que más ha resaltado en medio del debate es el silencio de Jeanine Cummins, quien no se ha referido a la polémica y cuya única explicación sobre sus motivos para escribir esta novela fue: “mi papá murió inesperadamente. Eso fue en 2016, a una semana de las elecciones presidenciales (...) Y bueno, me di cuenta de que no me importaba lo que nadie dijera, porque mi padre estaría muy orgulloso de este libro”.