Guayaquileños: “Sonó el tambor y mi mente regresó a octubre de 2019”

  Guayaquil

Guayaquileños: “Sonó el tambor y mi mente regresó a octubre de 2019”

Arrancaron las celebraciones por la Independencia de Guayaquil Como en la prepandemia, las familias se juntaron para participar del pregón y shows culturales

1212121212
Actividad. Con el pregón cívico se inauguró la agenda por los 201 años de Independencia de Guayaquil.Amelia Andrade

Cuando Analía Terán, guayaquileña de 57 años, escuchó retumbar los tambores de la banda de guerra ayer en la Plaza Centenario; por un instante pensó que era octubre de 2019, que estaba en pleno bulevar y a esperas de que pasen las carrozas alegóricas, los bailarines en zancos, los algodones de azúcar, el canguil y las manzanas acarameladas.

AGENDA OCTUBRINA (7086615)

El contacto físico marca la celebración de las fiestas de la Independencia

Leer más

“Escuché el redoble de los tambores y me vi aplaudiendo. Me vi celebrando la independencia de la ciudad a lo grande, como en los buenos tiempos”, advirtió la residente de Sauces 7; que llegó al parque, pasadas las 9:00, para participar del primer acto que, por las fiestas, se llevó a cabo en el Puerto Principal.

Fue un pregón cívico, que si bien contó con la presencia de apenas 50 cadetes de la Academia Naval Almirante Illingworth y de 60 pregoneros de este plantel y de la Academia Naval Guayaquil, y seis artistas; logró transmitir el mismo sentimiento, aunque por un lapso menor de tiempo, que en la era de la prepandemia emitían las grandes marchas.

Fue emocionante escuchar a la banda de guerra. Las trompetas, los tambores, las banderas..., todo jugó a favor del tributo que desde hoy se le rinde a la ciudad.

Rosa Sarco, 
​ciudadana

Anita Andrade, quien llegó junto a sus hermanas, Adriana y Sofía, desde Durán, se apostaron en los alrededores de la Plaza para desde lejos participar del acto cívico. Ellas llegaron con banderines, al igual que Daniel Aroca, quien salvo el año pasado, por 20 años fue testigo de los desfiles cívicos de la ciudad.

2
Al pie de la Plaza Centenario, caminaron los personajes guayaquileños Juan y Juanita Pueblo, con quienes se fotografiaron familias enteras. Las familias añoraron los desfiles de años anteriores. Sin embargo, confían en que volverán ya para diciembre. “Habrá desfile navideño en el bulevar”, piensan.Amelia Andrade
CIVISMO.

Guayaquil no dejó morir el civismo y sus fiestas julianas

Leer más

Que esté vacunado, que las cifras de fallecidos en la ciudad no hayan aumentado, lo incentivó a retomar la tradición que inició con su padre. “Son 201 años de libertad los que el Puerto Principal celebra este mes. El coronavirus me obligó a no festejar el Bicentenario... Si estoy aquí es por civismo. Y es que lo único bueno que dejó este virus, fue hacernos ver que a Guayaquil nadie la apaga. De entre las cenizas se levanta y pues, aquí estamos”, dijo.

Durante el encuentro, donde retumbaron una serie de canciones que rindieron tributo a la ciudad y flameó una enorme bandera que, agarrada de par en par entre dos grúas, dio la bienvenida a los visitantes; se pudo ver a oficinistas que, como era habitual, hacían una pausa a su jornada para ser testigos del acto.

Este año me he prometido participar de todos los actos de mi ciudad. Somos nosotros, es nuestra alegría, la que ayudará a que Guayaquil reviva todavía más rápido.

Betty Tigrero,
ciudadana

“Antes mi pausa era de casi dos horas, ahora fue de media, pero estoy feliz. Siento que empezaremos a vivir los octubres de siempre: con color, mucha bulla. Lo de hoy fue solo una pequeña muestra...”, agregó Beatriz Encalada, de Chongón, quien entre risas aseguró que extrañó no llevar al acto su pequeña silla plástica roja. “Con ella siempre venía en esta fecha, y al pie de la vereda me instalaba hasta que la última trompeta suene...”, señaló.

Tras año y medio vengo a sentir una fiesta de este tipo, prendida. Guayaquil se apagó y lo hizo mucho tiempo. Hoy, aunque por un corto tiempo, se percibió civismo.

Eduardo Rivera,
ciudadano
FERIA DE LIBROS (7027914)

Feria del Libro: añorada vuelta al gentío y buena venta

Leer más

Pero en la ciudad, este no fue el único acto que se desarrolló ayer y que, a la vez, generó una mezcla de alegría y nostalgia. Por el natalicio del Ruiseñor de América, Julio Jaramillo, y el Día del Pasillo Ecuatoriano; decenas de familias, incluso de otras provincias como Manabí, recorrieron el Cementerio General para al pie de la tumba del cantante, entonces entonar sus pasillos.

“Fue una fiesta añorada, porque con esto de la pandemia lo que menos ha habido son shows en vivo; y escuchar pasillos de JJ fue muy emocionante”, dijo a EXPRESO Sonia Jaramillo, una ciudadana que vive en el sur de la urbe; pero ayer se despertó temprano para asistir al camposanto.

Al pie del mausoleo del cantante se armó un escenario, las emociones se mostraron a través de lágrimas, aplausos, cantos y hasta baile.

“Tenemos una mezcla de sentimientos, porque extrañamos a Julio Jaramillo; y a la vez para alguno de nosotros es la primera vez que regresamos a ver un show en vivo, luego de más de un año que ha sido necesario estar más tiempo en casa, por la COVID”, señaló Juan Pérez, ciudadano.

Vine desde Santa Elena con cinco amigos y nos vamos a quedar todo el fin de semana para celebrar a esta bella ciudad, como se debe. Como lo merece.

Mario Reyes,
ciudadano
Aniversario JJ_Lina Za (7106365)
Con canciones en vivo, coreando sus melodías y bailando, los seguidores y familiares de Julio Jaramillo recordaron ayer su cumpleaños y el Día del Pasillo Ecuatoriano. Entre los que cantaron al pie de la tumba de JJ estuvo su sobrino, Juan José Jaramillo, como se lo ve en la foto.Lina Zambrano

Entre las personas que llegaron de otras provincias estuvo Mario Reyes, un ciudadano que contó que estaba acompañado de cinco amigos más y que viajaron a Guayaquil por las fiestas de la ciudad y atraídos por los homenajes que se han preparado para el Ruiseñor de América. “Estamos haciendo turismo, de aquí nos vamos a comer cangrejos. Vamos a estar todo el fin de semana y queremos asistir a todos los eventos que se han preparado por JJ, pero también por las fiestas de Guayaquil”, agregó Reyes.

Se siente que hay más ánimo después del encierro obligado por el virus. Ahora hay más actividades culturales, más vida, y esa reactivación a todos nos favorece.

Carlos Almeida,
cantante
Juanes

Juanes: Julio Jaramillo inspira al roquero colombiano

Leer más

En forma general, el Puerto Principal empezó las fiestas de octubre lleno de ánimo. En las calles se percibió más entusiasmo y es que la reactivación está en curso y a buen ritmo en los próximos días seguirán los eventos entre los que hay ferias como las de hoy en el Centro de Convenciones, de emprendedores. Luego, el 7 de octubre, inicia la feria gastronómica Raíces, que otra vez será completamente presencial. “Me sorprende el despertar que estamos teniendo. Por lo visto, Guayaquil será libre otra vez...”, sentenció Valentina Cáceres, habitante de la calle Panamá.