Deportes

Viviendo con sus ídolos en Alicante

José Alberto y Ángel, dos hinchas de Emelec radicados en Madrid, viajaron 465 km para ver de cerca a los jugadores del Bombillo

Foto de Sistema Grana (30968444)
Más de 15 años llevan radicados en Madrid José Alberto Bazurto (i) y Ángel Carriel, quienes se hospedaron en el hotel del Bombillo en Alicante para estar cerca de la plantilla.Patxo de la Rica

José Alberto Bazurto llega primero. Inspecciona la zona, comprueba que nadie le llama la atención por llegar hasta el vacío graderío del Estadio Olímpico Camilo Cano y se acomoda. Pasados unos minutos, toma el celular y avisa: “sí se puede ver”. Segundos después aparece Ángel Carriel, apoyado en sus muletas y subiendo las escaleras que conectan el parking con las gradas. Con paso lento, pero muy convencido.

Ángel saluda, se saca un suéter del club Rayo Vallecano de Madrid a pesar de la baja temperatura y presume de vestir una camiseta azul de Emelec. Difícilmente podría ocultar la emoción que siente al presenciar a escasos metros una sesión de entrenamiento del club que ama. Sus ojos le delatan, siguiendo a cada jugador y comentando hasta los cortes de pelo de los futbolistas. “Mira a Carabalí, se parece a este jugador del Madrid… Mariano”. Y es que en La Nucía, José Alberto y Ángel están cumpliendo un sueño.

Estos dos amigos son miembros de la agrupación Bokeros de Madrid, formada en la capital de España por varios hinchas eléctricos. Aunque el plan del grupo era viajar mañana para presenciar en vivo el cotejo amistoso ante el ES Setif de Argelia, ellos dos no se aguantaron más las ganas de ver de cerca al cuadro azul.

Ayer a las 06:00 (hora de España) se subieron al carro y condujeron desde Madrid a La Nucía durante 465 kilómetros para llegar directo al entrenamiento a las 10:00. “Cualquier esfuerzo es poco. Llevamos más de quince años sin ver de cerca a los jugadores de Emelec. Solo los vemos por televisión o desde muy lejos en el Capwell cuando vamos de visita a Ecuador”, cuenta Ángel, de 38 años, quien llegó a España en 2001.

Ahora pasarán cuatro días (regresan el sábado a Madrid) pegados al equipo. Casi literalmente, ya que ambos reservaron habitaciones en el Albir Playa Hotel & Spa, el mismo alojamiento en el que se concentra todo el plantel guayaquileño. “Así les podemos ver en el almuerzo, pedir fotos, firmar autógrafos… Yo tengo dos encargos para que me firmen camisetas”, argumenta José Alberto, quien se dedica a la pastelería desde hace 16 años en España.

Foto de Sistema Grana (30968946)
Ángel Carriel perdió la pierna derecha en un accidente y se colocó una prótesis que ahora tiene el escudo de Emelec.Patxo De la Rica

“Poder estar acá es una ilusión muy grande. Somos fanáticos y seguimos siempre los partidos del equipo con la agrupación en un bar que tenemos allá en Madrid”, insisten, casi queriendo convencer de su emelecismo. No es necesaria tanta explicación para creerles. Basta con ver la inscripción en la prótesis de Ángel: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, junto a un escudo de Emelec. Él tuvo un accidente con un camión, le amputaron su pierna derecha y desde entonces no puede trabajar, aunque agradece “a Dios por seguir disfrutando de mi familia y de la vida”.

Si llegaron con ganas hasta Alicante, después de la primera jornada viendo al equipo se enamoraron del plantel. “El equipo vuela”, dice José Antonio con una media sonrisa al acabar la segunda sesión del día. “Rescalvo es un gran técnico, este año puede ser muy bueno para el equipo porque se reforzaron muy bien”, inicia en su análisis. “Y ese Cevallos es un gran jugador, le tengo mucha fe. Y Vega... Vega es un jugadorazo”, continúa, incapaz de no emocionarse al ver el nivel de los jugadores eléctricos.

Los objetivos para esta nueva temporada prefieren no fijarlos por el momento. Ahora es tiempo de disfrutar de comer junto a sus ídolos, observar cada gesto en las sesiones de entrenamiento y, cómo no, animar al Bombillo para que mañana viernes consiga la primera victoria de 2020. En definitiva, seguir viviendo su sueño eléctrico.

emelec pretemporada alicante

Rojas, Zapata y Cevallos, los mejores en los penales con Emelec

Leer más

Rescalvo apuesta por el mismo sistema  4-2-3-1

Ismael Rescalvo parece convencido de seguir utilizando el mismo sistema que el curso pasado le sirvió para finalizar la temporada con una buena racha de resultados. Pese a las llegadas de varios refuerzos en la media cancha, el español se ha decantado en los primeros entrenamientos por un sistema de 4-2-3-1. Ayer, en un cotejo amistoso jugado a media cancha entre dos equipos formados por jugadores eléctricos, lo volvió a confirmar.

Así, la defensa de uno de los equipos la formaron Carabalí, Leguizamón, Mejía y Hernández, con Dixon Arroyo y José Cevallos como doble cinco, aunque el ex Liga de Quito fue el encargado de dar un paso adelante en ataque. Lo interesante sucedió en la línea de tres volantes ofensivos, con Burbano en banda derecha, Joao Rojas de enganche y Alexis Zapata por el costado izquierdo, aunque entrenado hacia dentro para asociarse constantemente y dejando libre el carril para las subidas del veloz Hernández. Arriba actuó Barceló, quien dejó buenos movimientos.

Foto de Sistema Grana (30968446)
El cuadro millonario se afina futbolísticamente en suelo español.Patxo de la Rica

Por el otro lado, la defensa la ocuparon Romario Caicedo, Vega, Joel Quintero y Bagui, con Sebastián Rodríguez y Godoy por delante. En este caso las bandas eran muy marcadas, con Jefferson Caicedo por el lado zurdo y Cabezas por la derecha, dejando la delantera a un doble nueve: La Tuka Ordóñez y Pernía.

Los nombres no parecen por el momento tan importantes ya que se han visto numerosos cambios, pero sí lo son las funciones de cada jugador en la cancha y el rol que les exige el estratega. Con este cotejo terminó una nueva jornada de trabajo en Alicante, donde el Bombillo sigue alistándose para el nuevo curso. Hoy realizarán una sola sesión, en la mañana, pensando ya en el cotejo amistoso de mañana viernes ante el ES Setif.