Deportes

Cartel y pescado frito para Luisa Valverde

La luchadora ecuatoriana, quien ganó diploma olímpico en Tokio, llegó a su Babahoyo natal y fue recibida por familia y amigos

Luisa Valverde diploma olímpico
Luisa, rodeada de todos sus seres queridos en la sala de su humilde hogar.Tatiana Ortíz / Expreso

Luisa Elizabeth Valverde Melendres, de 30 años, despertó este martes 10 de agosto en su natal Babahoyo y lo primero que hizo fue comerse un plato de encebollado junto a su familia. Y es que precisamente el pescado es una de las comidas favoritas de la luchadora libre ecuatoriana, quien obtuvo diploma olímpico en los Juegos de Tokio 2020.

No hubo mejor recibimiento. Familia, amigos y sus platos preferidos sobre la mesa significaban más que cualquier medalla o cartón. No en vano su madre, Ketty Melendres, la siguió consintiendo al prepararle arroz, pescado frito y menestra antes de irse a laborar en su turno como enfermera.

Doña Ketty recién este martes pudo abrazar a su niña, su campeona, como llaman a Luisa en la ciudadela Primero de Diciembre, en Babahoyo. Allí vive gran parte de su familia, quienes se concentraron para verla luchar en los Juegos Olímpicos 2020 y hacer fuerza a la distancia.

CRUCE DEL LAGO SAN PABLO 2019

El tradicional Cruce al lago San Pablo se disputará el 11 de septiembre

Leer más

Luis Valverde, padre de Luisa, cuenta en confianza que Luisa fue la única de sus cuatro hijos que heredó el gusto por el deporte. “Yo siempre le he dicho que los tiempos de Dios son perfectos y ahora hasta mis amigos del fútbol me preguntan si ella es mi hija. Contento les digo que sí y me dicen que se las presente para conocerla en persona”, dijo el orgulloso padre a EXPRESO.

Para Ketty, en cambio, Luisa se convirtió en su inspiración. La madre confesó que ella no vio a su hija competir en vivo porque no soporta ver que la maltraten. “Me iba al cuarto a pedirle a Dios que me la cuide y ya después me decían que había ganado. Yo solo decía ‘Gracias Dios mío’”, aseguró la progenitora.

  • Luisa Valverde diploma olímpico
    La propia deportista salió a comprar el pescado que se sirvió con su familia.Tatiana Ortíz / Expreso
  • Luisa Valverde diploma olímpico
    La luchadora, octava en Tokio, con el cartel que le mandó a hacer su mamá.Tatiana Ortíz / Expreso

Ya en el barrio, Luisa agradeció el apoyo de siempre y dijo haber quedado fascinada con el cartel de bienvenida que su mamá le mandó a hacer. “Aquí todos somos sencillos y mi mami me hizo este detalle que lo recibo con mucho cariño, porque sé el esfuerzo que ellos hacen para hacerme sentir en casa”, precisó la octava mejor del mundo en la categoría 53 kilogramos.

Luisa, siempre risueña, añadió que su triunfo fue decretado y ahora no piensa en otra cosa que no sea París 2024. Allí planea su retiro, pero trayendo consigo una medalla olímpica. Por ahora seguirá preparándose para las competencias que se avecinan.

Japón

Japón se centra en contener al virus en la resaca olímpica

Leer más

La deportista, quien compite por la Federación Deportiva del Guayas, dejó en claro que se desvinculó de la Federación de Los Ríos en 2013 por la falta de apoyo de aquel entonces. Sin embargo, añadió que el actual presidente Ángel Erazo le ha brindado todas las facilidades para sus entrenamientos en el gimnasio de lucha.

Este año Valverde aspira a graduarse de licenciada en cultura física y así darle un plus a su carrera deportiva. Además, mantiene un compromiso sentimental con el también luchador Mauricio Sánchez, con quien ha planeado tener una familia a futuro.

Esta semana, Luisa planea enmarcar su diploma y colgarlo en el medallero de su casa. También fue invitada a una serie de eventos, donde recibirá reconocimientos públicos por su destacada participación. La tarde de este martes era el turno de Fedeguayas.