Deportes

El calvario previo casi aguó la fiesta

El partido Barcelona-Flamengo estuvo a punto de no jugarse, tras confusión entre autoridades y protocolos por casos positivos

Barcelona Flamengo Copa Libertadores
Ayer se vivió un intenso debate entre los miembros del Ministerio de Salud, COE Nacional y COE Cantonal, para decidir si se jugaba o no  en pleno lobbie del hotel Hilton Colón Guayaquil.API

Luego de un tira y afloja que finalizó dos horas y media antes del partido entre Barcelona y Flamengo de Brasil (que debía jugarse este martes 23 de septiembre a las 17:15), las autoridades locales decidieron darle luz verde al cotejo de Copa Libertadores, pese a los nueve casos positivos por COVID-19 que se reportaron en el Mengao.

Antes de que se confirmara de que el encuentro entre los canarios y el Fla sí se iba a realizar, el Municipio de Guayaquil y el COE Cantonal estaban a favor de que no se lleve a cabo el compromiso, debido al alto riesgo de contagio que existía.

Incluso, alrededor de las 12:30, en una de las salas del hotel Hilton Colón, sitio donde estaba concentrado el cuadro brasileño, se llevó a cabo una rueda de prensa, en la cual Carlos Salvador, director de Salud e Higiene del Municipio de Guayaquil, indicó que por resolución del COE Cantonal, el estadio Monumental quedaba inhabilitado.

“La resolución, a los 22 días del mes de septiembre, acogiendo la recomendación de la mesa de salud y a las deliberaciones, resuelve inhabilitar temporalmente el estadio Banco Pichincha para encuentros deportivos de cualquier índole”, sostuvo el galeno.

Tras la medida que se había tomado desde el COE Cantonal vino la respuesta del COE Nacional que tuvo otra postura.

Barcelona Flamengo Copa Libertadores
Incertidumbre. Delegados del Fla coparon la parte baja del hotel por novedades.API

“Nosotros como COE Nacional sabemos que no podemos suspender partidos. Tenemos elaborado un protocolo donde se prevé esto y puedan jugar los futbolistas que dieron negativo. Existe un protocolo que contemplaba esta situación”, dijo Álex Anchundia, subsecretario general del COE Nacional.

Pero luego de dos horas del primer pronunciamiento llegó la confirmación final por parte del Ministerio de Salud, en la que se informó que el cotejo entre Barcelona y Flamengo sí se iba a disputar.

“No existe razón sanitaria alguna para que el encuentro futbolístico no se realice esta tarde”, precisó el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, en función de que los jugadores contagiados se encuentran aislados y no representan amenaza alguna para la ciudad de Guayaquil.

Según el protocolo de la Conmebol, no se contempla la suspensión de un partido por un determinado número de casos positivos. De acuerdo a la normativa, un compromiso solo no se podrá jugar, en caso de que un equipo no cuente con los 7 jugadores mínimos requeridos en cancha.

“En caso de suceder esto, dicho equipo perderá el partido y el resultado de 3-0 será aplicado a favor del equipo adversario, conforme al Código Disciplinario”, dice una parte del reglamento.

"El estadio nunca fue inhabilitado por ningún organismo... Hay un protocolo de Conmebol que se está respetando y cumpliendo siempre."Luigi Macchiavello, vocero de Barcelona
"Como COE Cantonal (Municipio lo integra) hemos dispuesto que no se juegue en el Monumental. Si quieren en otro lado es decisión Conmebol."Carlos Salvador, director de Salud e higiene del Municipio