Ciencia y Tecnologia

El machismo en Twitter es la violencia que no ves

OPINIÓN. El machismo empieza en las cosas más mínimas, como un tuit. Como dice el colectivo Las Tesis: "nuestro castigo es la violencia que no ves".

closeup-photo-of-person-s-face-1447700
Es preocupante que no sepamos reconocer que el sexismo empieza desde lo mínimo.Pexels

Pocho Harb fue trending topic este 4 de febrero en Twitter Ecuador.

mujeres solas sororidad

Cinco mujeres solas

Leer más

“Si yo fuera gerente de mercadeo de la Coca Cola las contrato a las dos como modelos de los envases mediano y familiar. El sabor es el mismo: riquísimo; solo cambia el envase”, escribió el expresidente de Barcelona Sporting Club al compartir un video en el que Shakira y Jennifer López aparecen de espalda moviendo sus glúteos, en su presentación del Super Bowl.

Muchos celebraron su pensamiento: el tuit tiene más de 4.000 ‘me gusta’ y decenas de respuestas que simpatizan con Harb.

“Las que no aplican para el puesto por feas han de reclamar por discriminación. Pero ya no es culpa”, respondió uno de sus seguidores.

“Buena esa Pocho, pero me quedo con la JLo a sus 51 años tiene todo”, escribió otro tuitero.

Es preocupante que en el año en el que el presupuesto del estado para la implementación de la Ley Orgánica Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres pasó de 5,4 millones de dólares a 876.862, una persona que tiene más de 19.000 seguidores, utilice su voz para promulgar la misoginia.

Que apenas una semana después de la audiencia del caso Paola Guzmán en la Corte IDH —que nos recordó la terrible realidad de acoso y abuso sexual a la que están expuestas niñas y adolescentes en sus entornos íntimos— muchos estén celebrando un comentario que cosifica a la mujer.

Es preocupante que no sepamos reconocer que el sexismo empieza desde lo mínimo. Que lo que escribimos en redes sociales refleja lo que somos en el mundo real. Que no sepamos ni siquiera pedir disculpas porque no nos interesa identificar conductas nocivas.

78939903_501954457076666_3188973428702969856_n

Un violador en tu timeline

Leer más

Que hablar de estos temas sea considerado por un grupo de personas como extremista, como aquellos usuarios que le advirtieron a Harb que sería criticado por lo que había dicho, no porque consideren que se trataba de machismo, sino porque creen que hay un grupo de “exageradas” que “se quejan” por todo. Como el periodista Carlos Vera, quien le contestó: “Te van a “ARRASTRAR” por esa opinión etc etc etc....”. O el usuario que le dijo: “Totalmente de acuerdo contigo Alfonso, pero te van a caer todas esas locas feminazis pañuelos verdes que para mí son insignificantes”.

Cinco días antes de Harb se hizo viral el comentario de Moreno, minimizando el acoso sexual que vivimos cientos de mujeres en el país diariamente y que sirvió para que decenas de tuiteros apoyaran (y se rieran) de esas declaraciones, también machistas.

¿Qué podemos esperar de un país en el que aunque una mujer es víctima de femicidio cada 71 horas (solo en 2019 fueron asesinadas 106 mujeres por motivos de género), no podemos ver la relación entre tratar a la mujer como objeto y matarla?