Coronavirus en Ecuador: Mensajes de aliento y comida llegan de manos solidarias

  Buenavida

Coronavirus en Ecuador: Mensajes de aliento y comida llegan de manos solidarias

La fundación Tacita caliente entrega kits de alimentos a quienes trabajan barriendo, atendiendo, custodiando... Llevan también comida a los mendigos

tacita
Un voluntario entrega comida a una persona que duerme en la calle.Cortesía

Todos colaboran. Los niños, dentro de casa, toman las hojas de sus cuadernos, les ponen colores y empiezan a escribir mensajes como “Estamos orando por ti” o “Por tu apoyo estaré bien”. Los adultos se dividen el trabajo: unos recolectan donaciones, otros las organizan, están los que cocinan y también los que salen a entregar la ayuda.

imagen

Coronavirus en Ecuador: Voluntarios crean una plataforma digital para ayudar

Leer más

En la fundación Tacita caliente, los voluntarios no han dejado de apoyar en tiempos de coronavirus. Tratan de que aquellas personas que salen a trabajar no se sientan solas y que quienes deambulan en las calles tengan algo que comer.

Por eso, a través de sus redes sociales, han convocado a todos. Hay voluntarios encargados de identificar cerca de sus casas a quienes están pasando hambre. A ellos les entregan kits de alimentos. También les dan a quienes barren las calles, a los guardias de seguridad, a los que atienden en las farmacias...

Sienten la necesidad de agradecerles por mantener la atención, pese a los riesgos que conlleva. Por eso, cada kit incluye un mensaje de aliento.

tacita2
Los niños son los encargados de redactar los mensajes de agradecimiento y aliento.Cortesía

Los miércoles, jueves y viernes, un grupo de miembros de la fundación sale a las 07:00 a retirar los alimentos que alguien más preparó. De allí parten al centro de Guayaquil con 50 desayunos para adultos mayores y personas con problemas de adicciones que viven en la calle y que están en riesgo. Entregan también 30 kits de alimentos a quienes llaman héroes, es decir a las personas que salen a trabajar día a día.

La doctora Rebeca Medina, directora administrativa de la fundación, cuenta que los voluntarios toman todas las medidas de bioseguridad. Acuden con guantes, mascarillas, gorras y batas desechables sobre la ropa para realizar las entregas. Y dice que la labor continuará mientras dure la cuarentena.

tacita4
Las pesonas que limpian la ciudad reciben kits de alimentos.Cortesía

Son días en los que los acompañan también con la oración y con mensajes de esperanza. Les motiva saber que de alguna manera ayudan a otros.

Hay un episodio que ocurrió hace poco y que les hizo notar que el esfuerzo debe mantenerse. Vieron en la calle a una mujer preparando tripas y pellejos de pollo que había recogido de la basura. Le pidieron dejar eso allí y le ofrecieron comida que llevaban en una bandeja. Oraron con ella y le entregaron un kit de limpieza. Esa sonrisa agradecida de ella y de otros tantos los motiva a seguir.

En tiempos en los que nos repiten #QuédateEnCasa, los voluntarios piensan en aquellos que no pueden porque deben trabajar y en los que no tienen una casa ni un lugar al cual ir para protegerse del nuevo coronavirus. Esperan que más manos solidarias se unan para que no haya más personas olvidadas en esta época de preocupaciones y contagios.

  • LA AYUDA

Las personas que quieran colaborar con esta campaña de la fundación pueden comunicarse al 0990063109 o visitar sus cuentas en las redes, en Facebook, Twitter e Instragram.

Pueden donar  víveres no perecibles y bebidas o preparar alimentos.

También pueden  colaborar con los kits de limpieza, que incluyen gel, cloro, desinfectante, creolina, guantes y mascarillas.

Para los voluntarios  se requiere, además, kits quirúrgicos desechables para poder salir a ayudar sin riesgos.