Un tren se descarrilo en Nueva York y dejo una treintena de heridos

  Actualidad

Un tren se descarrilo en Nueva York y dejo una treintena de heridos

Cuatro de los heridos continúan en estado grave y permanecen ingresados en el hospital.

Cuatro de los heridos continúan en estado grave y permanecen ingresados en el hospital.

Una línea ferroviaria que conecta Long Island con Nueva York seguía suspendida este 9 de octubre después de que un tren se descarrilara en la noche del sábado y una treintena de personas resultaran heridas. Así lo informaron las autoridades de Estados Unidos.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, se trasladó este domingo hasta el lugar del accidente, en la localidad de New Hyde Park, para visitar a los heridos. Cuatro de ellos continúan en estado grave y permanecen ingresados en el hospital. “La prioridad ahora es restablecer el servicio lo antes posible para que los trenes funcionen mañana (lunes) con normalidad, así que vamos a trabajar todo el día y toda la noche si es necesario”, dijo Cuomo a la prensa desde el lugar del siniestro.

El tren del servicio de cercanías Long Island Rail Road (LIRR), con unos 600 pasajeros a bordo, descarriló a las 21:10 hora local, cerca de la estación de New Hyde Park tras chocar con otro vehículo de mantenimiento que se encontraba en la vía. Tres de los 12 vagones se descarrilaron y 33 personas resultaron heridas, de los cuales siete eran empleados del tren y el resto pasajeros, según el presidente de la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA), Thomas Prendergast.

Varias dotaciones de bomberos y los servicios de emergencia tuvieron que acudir hasta el lugar del accidente para ayudar a salir del tren a varios de los pasajeros que quedaron atrapados en el interior de los vagones, según el periódico local Daily News. El servicio LIRR, que conecta Penn Station en la Gran Manzana con los suburbios de la isla de Long Island, es la mayor red de trenes de cercanías de Estados Unidos, con una media de 300.000 pasajeros diarios entre semana.

El descarrilamiento de Long Island tiene lugar una semana después de otro aparatoso accidente ferroviario en el estado de Nueva Jersey que dejó un muerto y un centenar de heridos. En ese caso un tren se estrelló en plena hora pico en la estación de Hoboken.