Actualidad

Reaparece la musica ecuatoriana que se perdio en el tiempo

Daniel Lofredo Rota, un día mientras limpiaba el departamento de su abuelo fallecido en abril de 2014, encontró toneladas de diarios, cartas, máquinas de escribir y cerca de 300 cintas magnéticas preservadas casi perfectamente después de 45 años.

Tradición. En los locales de música conservan los pasillos y pasacalles.

Daniel Lofredo Rota, un día mientras limpiaba el departamento de su abuelo fallecido en abril de 2014, encontró toneladas de diarios, cartas, máquinas de escribir y cerca de 300 cintas magnéticas preservadas casi perfectamente después de 45 años.

Su abuelo, Carlos Rota, creó la compañía discográfica Caife en los años cincuenta, y lo que halló Daniel fue un archivo completo de las cintas maestras de la disquera.

“Esta música pasó por un paréntesis de tiempo en que nadie la escuchó”, dijo Daniel en una entrevista en la casa de su familia en Quito.

Caife trabajó con muchos artistas que definieron los estilos tradicionales de la música folclórica ecuatoriana, conocida en el país como música nacional. Todos forman parte del mestizo tejido musical de Ecuador, que combina las raíces andinas con la influencia de los colonizadores europeos que introdujeron elementos de composición e instrumentación occidental.

El primer desafío para Daniel fue encontrar una máquina que reprodujera las cintas. Una Grunding TK20 solo las reproducía a la mitad de la velocidad, por lo cual la música era imposible de identificar. Meses después, Daniel rastreó una Ampex ATR-700 que se empolvaba en un taller de reparación. Después de una limpieza profunda, funcionó perfectamente.

Aunque muchas de las cintas estaban etiquetadas meticulosamente, unas 80 no presentaban ninguna pista sobre su contenido. Daniel, artista y productor musical, comenzó a identificar esas cintas misteriosas sin ninguna ayuda tecnológica.

La madre de Daniel ayudó a identificar las pistas, y también visitó tiendas de discos buscando respuestas. Un día, paseando por el centro histórico, escuchó a una mujer que tocaba un tema que no había identificado en la colección de Caife.

Daniel cree que, en vez de ser “un arca de Noé de la información”, la Internet “destroza” a países menos desarrollados, pues tienden a consumir mucho contenido mientras que producen relativamente poco.

“Crear contenido propio es esencial para la continuación de nuestra cultura”, comentó. “Tenemos la capacidad de escribir nuestra propia historia. Si no lo hacemos, ¿quién más lo hará?”. (F) Tomado The New York Times

Datos

- Caife, fue una empresa visionaria, que cerró sus puertas a fines de los sesenta. Mientras el mundo hacía la transición a la tecnología estéreo.

- Los estilos populares estos incluyen los llamados sanjuanito, albazo, pasillo, pasacalle y yaraví.

- La fusión

Los órganos, cuerdas y acordeones se unen a las guitarras, las flautas de pan, las trompetas y las voces agudas que proyectan una cadencia andina.