El presidente electo abre las puertas a la Conaie para dialogar

  Actualidad

El presidente electo abre las puertas a la Conaie para dialogar

Moreno reconoció los errores del Gobierno, sobre todo en educación

Hotel Quito. La reunión entre el presidente electo, Lenín Moreno, y 60 líderes de los pueblos y nacionalidades.

Un llamado al diálogo. El presidente electo, Lenín Moreno, quiere reunirse con la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), que es la principal organización del país.

“Es fundamental la participación de las nacionalidades, así tomaremos mejores decisiones. Queremos dialogar con la Conaie”, manifestó Moreno. Ayer él habló con 60 líderes indígenas, afroecuatorianos y montuvios afines al Gobierno, en el hotel Quito.

Allí estuvo uno de los dirigentes de la Conaie, Humberto Cholango, quien aclaró que no estaba en representación de esa organización. Él prefirió hablar de los principales problemas de los pueblos y nacionalidades que no han sido resueltos por el Gobierno saliente.

Por ejemplo, los líderes judicializados y detenidos, el cierre de las escuelas en las comunidades o la gestión comunitaria del agua. También la falta de transporte comunitario, la redistribución de las frecuencias y la deuda agraria.

El presidente electo contestó todas esas demandas. Pero sobre la judicialización advirtió: “Hay que conversar, actuaremos con tolerancia y respeto”.

Moreno reconoció los errores en la educación y en los centros educativos que están lejos de las comunidades. “Aplaudo al presidente Correa por construir esos centros. Pero debemos idear una nueva forma de educación, cercana a las comunidades”, subrayó. En campaña, él cuestionó el modelo de las Escuelas del Milenio.

El oficialista también recalcó que es necesario erradicar la desnutrición infantil y volver a los médicos de parroquia, los de cabecera. “No puede ser que den citas en un mes y medio. Multiplicaremos los centros de salud y los médicos de cabecera”, ofreció.

Además, aseguró que los pueblos originarios serán los primeros beneficiarios del programa Casa para Todos, una oferta de campaña.

Y ofreció que cumplirá con la Ley de Comunicación y la redistribución de las frecuencias. “Ustedes tendrán que asumir su responsabilidad sobre la sostenibilidad”, indicó. Para él, la institucionalidad de la “ley es exigente y sancionadora, eso hay que cambiar”.

La dirigencia de la Conaie no asistió a la cita, pero dijo que la invitación al diálogo es una señal positiva. “Si hubiera algo concreto con respecto a los detenidos sería una muestra de la voluntad política de Moreno”, comentó a EXPRESO Kathy Betancourt, dirigente de las mujeres.

Sin embargo, en un pronunciamiento previo la organización anunció que retomará progresivamente las movilizaciones a escala nacional en defensa de sus derechos.