Los prefectos alzan la voz

  Actualidad

Los prefectos alzan la voz

Esfuerzos. Antes de la cita prevista para la próxima semana, algunos gobernantes locales ensayaron, sin mayores resultados, dos reuniones sobre el tema.

Geovanny Benítez, El prefecto de Santo Domingo, Geovanny Benítez (PAIS), asistirá a la cita con el mismo sentir que sus compañeros de partido: “Iré a escuchar y ver qué se resuelve”. Sin mayores comentarios asegura que entiende “las dificultades de los úl

Reacción en cadena demorada. Tuvieron que pasar ocho meses de irregularidades en la transferencia de fondos desde el Gobierno central hacia los autónomos descentralizados para que los 23 prefectos del país -Galápagos no tiene prefectura- decidieran sostener la primera reunión grupal y dar declaraciones conjuntas para exigir soluciones a Carondelet.

Lo harán el miércoles, en la capitalina sede del Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales (Congope) que, aunque presta la casa, no firma la convocatoria. Ha sido uno de sus miembros, el opositor prefecto de Loja Rafael Dávila (CREO), quien ha gestionado y coordinado la agenda de sus colegas para buscar una solución, y no el presidente del consorcio, el oficialista Gustavo Baroja, prefecto de Pichincha.

La figura de Baroja, quien además de ser la principal voz de los gobiernos provinciales es presidente de Alianza PAIS en Pichincha, se verá esta vez en un dilema político de dimensiones obvias desde su misma presencia en el evento, confirmada a EXPRESO por Dávila, el organizador de la cita.

“He hablado con él”, dijo uno de los prefectos que prevé asistir a la reunión y quien prefirió no ser identificado. “Ya no tiene cómo parar esto. Nadie puede seguir defendiendo estos atrasos si estás teniendo que parar obras o atrasarte con los contratistas”.

La convocatoria, que prevé demorar dos horas a puertas cerradas y concluir con una rueda de prensa conjunta, ha sido acogida entonces con esa descripción sobre la mesa. Eso explicaría la alta incidencia en confirmaciones a la reunión: 20 de 23, en un escenario político donde PAIS cuenta con 10 de los representantes.

A estos 20 se sumarán dos viceprefectas, de Los Ríos y de Chimborazo, cuyos prefectos estarán fuera del país el día del evento. Por lo que han sido delegadas.

De momento, la única provincia que ha presentado sus excusas para descartar su presencia en la cita es Manabí, cuyo prefecto Mariano Zambrano (PAIS) se encuentra aún envuelto en las labores relacionadas al terremoto del 16A. Aunque dijo apoyar la iniciativa de diálogo.

El tono de la cita que, a juicio de sus asistentes, deberá equilibrarse por el reclamo sin caer en el ataque o la concesión, será una tarea difícil de armonizar en un conjunto político tan distinto de verbos y acciones.

Su organizador lo reconoce: “Hemos tenido esfuerzos aislados, más allá de la iniciativa que tuvo la mancomunidad del norte”, que en febrero reunió a media docena de líderes, dice Dávila a este Diario. “Pero esta es la primera vez que nos vamos a reunir todos para abordar la crisis económica y las durísimas dificultades”.

Aunque cierto, la trascendencia de la cita se verá, realmente, en el contenido de la declaración que, cualquiera fuera su tono, pida, por lo menos, una oferta de solución por parte de Carondelet que, hasta el momento, se ha limitado a extender y renovar los plazos para el pago de la deuda.